MenuSuscríbete

ALIMENTOS “BIO” El sabor de las legumbres de Biocicer

ALIMENTOS “BIO” El sabor de las legumbres de Biocicer

Dentro del sector agrario convencional había mucha crisis. Nos arriesgamos sin conocer mucho el mundo en el que nos metíamos. Pero, bueno, el resultado no podía ser mejor

ALIMENTOS “BIO” El sabor de las legumbres de Biocicer

David Fonseca es uno de los responsables de la sociedad civil Las Escondidas, cuyas marcas son Biocicer y Cerro Verde. Producen garbanzos, lentejas, alubias… y frutos secos. Desde Zamora, Villamor de los Escuderos. Estuvieron en BioCultura Valencia y estarán en BioCultura Madrid. Esteban Zarauz, nuestro periodista gastronómico, charló con David en la capital del Turia.
-¿Desde cuándo estáis en el tajo de la producción ecoagroalimentaria?
-Desde hace 14 años. Pero envasando nosotros el producto… sólo desde hace cinco.
EL CAMBIO
-¿Por qué el cambio a lo ecológico?
-Dentro del sector agrario convencional había mucha crisis. Nos arriesgamos sin conocer mucho el mundo en el que nos metíamos. Pero, bueno, el resultado no podía ser mejor…
-¿Cómo ha sido este proceso?
-Nos lo hemos tomado muy en serio. Había que meterse a tope. En BioCultura, hemos encontrado una plataforma muy favorable para nuestra producción y para encontrar clientes, distribución, etc.
LA DISTRIBUCIÓN
-¿Dónde podemos encontrar vuestros productos?
-Vendemos en todo el territorio del estado español. Vendemos directamente a tiendas. Son producciones limitadas y tampoco podríamos abastecer una demanda muy grande. Así que vendemos a tiendas directamente, como he dicho.
-¿Quiénes son vuestros clientes?
-Compran estas legumbres y estos frutos secos personas de diferentes procedencias y ámbitos que consumen ya en general en ecológico. Gente que se preocupan por su salud y por la del medio en el que viven, la Tierra.
CALIDAD
-¿Vuestros productos son de primera?
-Sí. También consumen nuestras legumbres muchas personas que no se fijan tanto en si son ecológicas o no, pero sí en su sabor. Para nosotros, desde el principio, fue muy importante esforzarnos en elaborar productos de primera calidad. Tanto en lo que es el producto como en lo que atañe al envasado.
-¿Lo ecológico fija población en el entorno rural?
-Así es. Nosotros hacemos todo lo posible para que el desarrollo rural sostenible no sea una entelechia, sino una realidad. Recuperamos el entorno de las zonas donde trabajamos medioambientalmente y conservamos los paisajes primigenios.
-¿Qué me dice del terruño?
-Nosotros trabajamos de una forma muy natural en todo. Sin químicos, sin intervenciones. La calidad del terruño repercute muy positivamente, esa es nuestra suerte. Tenemos unas tierras muy apropiadas para estos cultivos. Y la climatología. Las heladas del invierno nos libran de muchas plagas sin que sea necesario por ello intervenir.

David Fonseca es uno de los responsables de la sociedad civil Las Escondidas, cuyas marcas son Biocicer y Cerro Verde. Producen garbanzos, lentejas, alubias… y frutos secos. Desde Zamora, Villamor de los Escuderos. Estuvieron en BioCultura Valencia y estarán en BioCultura Madrid. Esteban Zarauz, nuestro periodista gastronómico, charló con David en la capital del Turia.

-¿Desde cuándo estáis en el tajo de la producción ecoagroalimentaria?

-Desde hace 14 años. Pero envasando nosotros el producto… sólo desde hace cinco.

EL CAMBIO

-¿Por qué el cambio a lo ecológico?

-Dentro del sector agrario convencional había mucha crisis. Nos arriesgamos sin conocer mucho el mundo en el que nos metíamos. Pero, bueno, el resultado no podía ser mejor…

-¿Cómo ha sido este proceso?

-Nos lo hemos tomado muy en serio. Había que meterse a tope. En BioCultura, hemos encontrado una plataforma muy favorable para nuestra producción y para encontrar clientes, distribución, etc.

LA DISTRIBUCIÓN

-¿Dónde podemos encontrar vuestros productos?

-Vendemos en todo el territorio del estado español. Vendemos directamente a tiendas. Son producciones limitadas y tampoco podríamos abastecer una demanda muy grande. Así que vendemos a tiendas directamente, como he dicho.

-¿Quiénes son vuestros clientes?

-Compran estas legumbres y estos frutos secos personas de diferentes procedencias y ámbitos que consumen ya en general en ecológico. Gente que se preocupan por su salud y por la del medio en el que viven, la Tierra.

CALIDAD

-¿Vuestros productos son de primera?

-Sí. También consumen nuestras legumbres muchas personas que no se fijan tanto en si son ecológicas o no, pero sí en su sabor. Para nosotros, desde el principio, fue muy importante esforzarnos en elaborar productos de primera calidad. Tanto en lo que es el producto como en lo que atañe al envasado.

-¿Lo ecológico fija población en el entorno rural?

-Así es. Nosotros hacemos todo lo posible para que el desarrollo rural sostenible no sea una entelechia, sino una realidad. Recuperamos el entorno de las zonas donde trabajamos medioambientalmente y conservamos los paisajes primigenios.

-¿Qué me dice del terruño?

-Nosotros trabajamos de una forma muy natural en todo. Sin químicos, sin intervenciones. La calidad del terruño repercute muy positivamente, esa es nuestra suerte. Tenemos unas tierras muy apropiadas para estos cultivos. Y la climatología. Las heladas del invierno nos libran de muchas plagas sin que sea necesario por ello intervenir.