MenuSuscríbete

Un fenómeno viral llamado TIZON

Un fenómeno viral llamado TIZON

Resulta que Manuel Delgado, aficionado al deporte con bicicleta, decidió salir a dar un paseo por los alrededores de Navacerrada, uno de los pueblos de montaña más populares de la Sierra de Madrid, cuando se topó con un perro desplomado en el suelo, y a su lado, una pareja perpleja tratando de ayudarlo.

Un fenómeno viral llamado TIZON

Hacerse el muerto es un truco que a muchos perros se les da bien. El truco es vistoso y hasta gracioso, si el contexto se da en un ambiente lúdico, evidentemente. De lo contrario, nos podríamos llevar un buen disgusto, como le pasó a Manuel Delgado, un madrileño aficionado a la bicicleta que se topó con una situación de lo más extraña y que terminó por popularizarse en Twitter. Y que, por supuesto, tiene como protagonista a un perro.
Resulta que Manuel Delgado, aficionado al deporte con bicicleta, decidió salir a dar un paseo por los alrededores de Navacerrada, uno de los pueblos de montaña más populares de la Sierra de Madrid, cuando se topó con un perro desplomado en el suelo, y a su lado, una pareja perpleja tratando de ayudarlo.
El perro era un mastín negro de gran envergadura que se había desplomado repentinamente y había dejado de moverse durante varios minutos. Tanto la pareja como Manuel creyeron que había muerto y decidieron llamar al 112.
Cuál fue su sorpresa cuando el responsable de la Policía Local de Navacerrada que atendió su llamada, sin precisar de más detalles, les advirtió de que el perro estaba en perfectas condiciones y que no se preocuparan.
Resulta que Tizón, nombre por el que se conoce a perro, tiene la costumbre de hacerse el muerto cuando se acerca alguien. El objetivo es obtener dos cosas: caricias y comida, según contó la policía.
Manuel Delgado describe muy bien en el último post de su hilo lo que muchos pensamos de Tizón después de conocer su historia.

Hacerse el muerto es un truco que a muchos perros se les da bien. El truco es vistoso y hasta gracioso, si el contexto se da en un ambiente lúdico, evidentemente. De lo contrario, nos podríamos llevar un buen disgusto, como le pasó a Manuel Delgado, un madrileño aficionado a la bicicleta que se topó con una situación de lo más extraña y que terminó por popularizarse en Twitter. Y que, por supuesto, tiene como protagonista a un perro.

Resulta que Manuel Delgado, aficionado al deporte con bicicleta, decidió salir a dar un paseo por los alrededores de Navacerrada, uno de los pueblos de montaña más populares de la Sierra de Madrid, cuando se topó con un perro desplomado en el suelo, y a su lado, una pareja perpleja tratando de ayudarlo.

El perro era un mastín negro de gran envergadura que se había desplomado repentinamente y había dejado de moverse durante varios minutos. Tanto la pareja como Manuel creyeron que había muerto y decidieron llamar al 112.

Cuál fue su sorpresa cuando el responsable de la Policía Local de Navacerrada que atendió su llamada, sin precisar de más detalles, les advirtió de que el perro estaba en perfectas condiciones y que no se preocuparan.

Resulta que Tizón, nombre por el que se conoce a perro, tiene la costumbre de hacerse el muerto cuando se acerca alguien. El objetivo es obtener dos cosas: caricias y comida, según contó la policía.

Manuel Delgado describe muy bien en el último post de su hilo lo que muchos pensamos de Tizón después de conocer su historia.

ep