MenuSuscríbete

El agua es utilizada como arma terapéutica para muchas enfermedades de la piel

El agua es utilizada como arma terapéutica para muchas enfermedades de la piel

Así, ha advertido de que el exceso de limpieza o de exposición al agua de la piel también puede deteriorarla en caso de pacientes sanos o agravar enfermedades dermatológicas ya existentes. "En el punto medio está la virtud", ha afirmado el doctor Barabash.

El agua es utilizada como arma terapéutica para muchas enfermedades de la piel

El agua es utilizada como arma terapéutica para muchas de las enfermedades de la piel como la psoriasis, la ictiosis o las dermatitis atópicas, según lo ha indicado el doctor y miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), Román Barabash Neila.
Estas patologías son en muchas ocasiones tratadas con hidroterapia, utilizando diferentes aguas termales o medicinales. El especialista también ha destacado que, a la hora de la higiene, hay que evitar ducharse con agua muy caliente o muy fría. Lo ideal es el agua tibia y no ducharse más de una vez al día, ya que esto supondría una agresión para la piel.
Así, ha advertido de que el exceso de limpieza o de exposición al agua de la piel también puede deteriorarla en caso de pacientes sanos o agravar enfermedades dermatológicas ya existentes. "En el punto medio está la virtud", ha afirmado el doctor Barabash.
De hecho, el experto también ha asegurado que en ocasiones hay pacientes que presentan dermatosis muy molestas relacionadas con la exposición al agua como son el prurito y la urticaria acuagénica.
BENEFICIOS
Los beneficios del agua son múltiples, ya que es una parte muy importante de la piel, pues supone el 35 por ciento de la estructura de la misma. Esta se localiza en la dermis, por lo que es fundamental beber suficiente agua al día para mantener las funciones de barrera y protección de la piel, así como manutener sus características y cualidades estéticas.
Darse un baño caliente antes de acostarse genera un sueño más reparador, según un estudio de la Universidad de 'Loughborough' (Reino Unido), y así la piel está más descansada. Además, entre sus múltiples beneficios para la piel destacan limpiar, calmar, refrescar cuando uno está sometido a mucho calor, hidratar, proteger, incluso fijar el maquillaje en la piel, ha indicado la especialista en Dermatología y Venereología Medico-Quirúrgica y miembro de la AEDV, Elia Roó.
Cabe destacar que la mayoría de los cosméticos basan su composición en el agua, siendo esta el vehículo fundamental para conseguir efectos positivos en nuestra piel.
Además de en su ingesta, el agua tiene muchas propiedades y es fundamental para tener un aspecto sano tanto por dentro como por fuera. "El agua se convierte así en una gran aliada para la belleza y la salud", afirman.

El agua es utilizada como arma terapéutica para muchas de las enfermedades de la piel como la psoriasis, la ictiosis o las dermatitis atópicas, según lo ha indicado el doctor y miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), Román Barabash Neila.

Estas patologías son en muchas ocasiones tratadas con hidroterapia, utilizando diferentes aguas termales o medicinales. El especialista también ha destacado que, a la hora de la higiene, hay que evitar ducharse con agua muy caliente o muy fría. Lo ideal es el agua tibia y no ducharse más de una vez al día, ya que esto supondría una agresión para la piel.

Así, ha advertido de que el exceso de limpieza o de exposición al agua de la piel también puede deteriorarla en caso de pacientes sanos o agravar enfermedades dermatológicas ya existentes. "En el punto medio está la virtud", ha afirmado el doctor Barabash.

De hecho, el experto también ha asegurado que en ocasiones hay pacientes que presentan dermatosis muy molestas relacionadas con la exposición al agua como son el prurito y la urticaria acuagénica.

BENEFICIOS

Los beneficios del agua son múltiples, ya que es una parte muy importante de la piel, pues supone el 35 por ciento de la estructura de la misma. Esta se localiza en la dermis, por lo que es fundamental beber suficiente agua al día para mantener las funciones de barrera y protección de la piel, así como manutener sus características y cualidades estéticas.

Darse un baño caliente antes de acostarse genera un sueño más reparador, según un estudio de la Universidad de 'Loughborough' (Reino Unido), y así la piel está más descansada. Además, entre sus múltiples beneficios para la piel destacan limpiar, calmar, refrescar cuando uno está sometido a mucho calor, hidratar, proteger, incluso fijar el maquillaje en la piel, ha indicado la especialista en Dermatología y Venereología Medico-Quirúrgica y miembro de la AEDV, Elia Roó.

Cabe destacar que la mayoría de los cosméticos basan su composición en el agua, siendo esta el vehículo fundamental para conseguir efectos positivos en nuestra piel.

Además de en su ingesta, el agua tiene muchas propiedades y es fundamental para tener un aspecto sano tanto por dentro como por fuera. "El agua se convierte así en una gran aliada para la belleza y la salud", afirman.

Especial residuos y reciclaje 2017/2018