MenuSuscríbete

Aceites ‘estrella’ de la cosmética ecológica

Aceites ‘estrella’ de la cosmética ecológica

“Los aceites naturales, bio y certificados son imprescindibles en la cosmética ecológica; su textura es ideal para dar consistencia, cuerpo y untuosidad a diversos productos, pero por sí solos, ya son fundamentales, gracias a sus innumerables beneficios para la salud.”

Aceites ‘estrella’ de la cosmética ecológica

Aceite de coco

Es uno de los ingredientes más versátiles que hay y entre sus múltiples beneficios se cuenta que: fortalece el tejido epidérmico subyacente, elimina las células muertas de la piel, protege de las quemaduras solares y tiene propiedades antibacterianas, antivirales, antifúngicas y antioxidantes.

La investigación muestra incluso, que el aceite de coco es lo suficientemente fuerte como para combatir las enfermedades crónicas de la piel caracterizadas por defectos en la función de barrera epidérmica y la inflamación cutánea, incluida la dermatitis atópica.

 

Aceite del árbol del té

El Árbol de té (Melaleuca alternifolia) se ha utilizado durante cientos de años en Australia para combatir acné, brotes, enrojecimiento e inflamación en la piel. Los usos del aceite del árbol del té incluyen tratamientos antiinflamatorio naturales, anti-bacteriano, antimicrobianos y anti-fúngicos. Sus fitoquímicos le hacen uno de los aceites esenciales naturales más populares para el cuidado de la piel.

 

Aceite esencial de limón

Con sus fuertes componentes antibacterianos, el aceite esencial de limón se puede utilizar para disminuir los brotes de acné causados ​​por altos niveles de bacterias atrapados en los poros. También es útil para evitar la decoloración cutánea y las manchas de la edad, es un excelente exfoliante, un eficaz blanqueador de dientes y un antiarrugas natural.

 

Aceite de Argán

Originario de Marruecos y utilizado allí por generaciones, el aceite de argán es tan curativo porque es rico en vitamina A y E, antioxidantes, ácidos grasos omega-6 y ácido linoleico. Pero no sólo es ideal para la hidratación de la piel, sino que también aumenta el brillo, la fortaleza y la salud del cabello.

 

Aceite de Jojoba

Uno de los aceites de base en cosmética ecológica más utilizados es el de jojoba puesto que tiene importantes propiedades hidratantes y es una ayuda infalible en la cura de quemaduras, llagas, cicatrices, dermatitis, psoriasis acné y arrugas.

 

Se extrae de un arbusto nativo de los desiertos del sur de Estados Unidos y México y viene siendo empleado en medicina tradicional desde hace muchísimos años, aplicándoselo para tratar el acné, la psoriasis, la quemadura solar, la piel agrietada y para reducir la calvicie, ya que fomenta el crecimiento del cabello y limpia los folículos pilosos.

En cuanto a la estructura química del aceite de jojoba, es único de la lista que consiste en una cera poliinsaturada, lo que explica su excepcional utilidad a la hora de proteger la piel y ayudarle a recuperar y conservar, la humedad natural.

 

Aceite de Almendras

Las almendras como alimento se emplean desde tiempos inmemoriales dado su altísimo contenido en una gran variedad de nutrientes. Al producir aceite de almendras, que además de su utilidad tiene un exquisito aroma, se consigue que estos componentes no solo no se pierdan, sino que se concentren de forma natural.

El aceite de almendra tiene propiedades anti-inflamatorias, antivirales, antibacterianas y antisépticas, por lo que se lo emplea para tratar naturalmente erupciones cutáneas, acné o sequedad cutánea. También se mezcla fácilmente con otros aceites diferentes, por lo que es un integrante importante de máscaras y/o lociones.

 

REDACCION/ECOTICIAS.COM