MenuSuscríbete

Cosmética natural: solo ingredientes sanos y certificados

Cosmética natural: solo ingredientes sanos y certificados

“A la hora de cuidar la piel sin dudas, la cosmética natural es la mejor opción, puesto que, si los productos están certificados, se tiene la certeza de que, no han sido testados con animales, no contienen sustancias químicas y sus ingredientes son bio y ecológicos.”

Cosmética natural: solo ingredientes sanos y certificados

Aloe Vera

El Aloe vera (la variedad más empelada es la del Aloe barbadensis) contiene más de 75 ingredientes potencialmente activos, incluyendo antiinflamatorios, vitaminas, minerales, sacáridos, aminoácidos, ácidos grasos, enzimas, lignina y ácidos salicílicos.

Las plantas de Aloe vera producen dos sustancias utilizadas para la medicina: el gel, que se encuentra en el centro de la hoja y el látex que se obtiene de las células justo debajo de la piel de las mismas. Éstos se emplean en cosmética natural, para fabricar productos para el cuidado de la piel, como tratar los efectos de la congelación, la psoriasis y el herpes labial.

 

La mayoría de las personas asocian los beneficios del gel de aloe vera el tratamiento de las quemaduras, pero la planta también contiene agentes calmantes, combate natural y eficazmente las infecciones, la inflamación, el enrojecimiento de la piel y la picazón

En la medicina tradicional china, desde hace cientos de años el Aloe Vera se utiliza para curar, paliar y prevenir, una gran variedad de enfermedades y afecciones de la piel y como tratamiento natural para las infecciones fúngicas.

 

Los resultados más recientes en cuanto a la investigación científica del aloe vera sugieren que es un eficaz cicatrizante, por lo que se lo emplea para curar quemaduras y heridas, pero sorprendentemente también desintoxica la dermis de adentro hacia afuera. Tanto es así que cuando se toma por vía oral, puede incluso disminuir el número y el tamaño de los tumores y parásitos en el hígado, el bazo y la médula ósea.

 

Manteca de Karité

La manteca de Karité se ha utilizado en África, como un producto natural del cuidado de la piel desde tiempos inmemoriales, de hecho, es allí en el norte del continente, donde todavía se cultiva el árbol que produce los frutos con los que se fabrica. Es muy eficaz para combatir la descamación, el enrojecimiento y resulta un magnifico agente hidratante.

 

Aguacate

Los aguacates contienen grandes dosis de vitaminas A, D y E, capaces de penetrar en la piel. Ayuda a calmar las quemaduras solares, puede aumentar la producción de colágeno y tratar las manchas de la edad. También reduce la inflamación cutánea y es un excelente hidratante.

 

Aceite de ricino

A este aceite que por su denominación en inglés (castor oil) suele llamarse Aceite de Castor, es extraído de un arbusto homónimo (Ricinus communis) y a diferencia de las semillas de la planta, no tiene ninguna traza de toxicidad. Su uso más antiguo (desde la época de los faraones egipcios) era como purgante.

Contiene en un 70% de ácido ricinoleico, un importante triglicérido, que actúa de varias formas sobre la piel. Se emplea para combatir el acné, como antiinflamatorio, anti manchas e hidratante. También se lo puede encontrar en productos para el cabello, al que aporta lozanía, brillo y protección.

 

Aceite de oliva

Entra los aceites ‘estrella’ de la cosmética ecológica encontramos al aceite de oliva, que además de ser uno de los ingredientes básicos de la Dieta Mediterránea, suele ser parte importante de varios productos de cosmética natural.

Este aceite se emplea usualmente para fabricar cremas y lociones, porque resulta un excelente hidratante y protector, pero además gracias a su alto contenido de Vitamina E es un efectivo antioxidante: previene el envejecimiento prematuro y trata las arrugas.

 

REDACCION/ECOTICIAS.COM