MenuSuscríbete

El Plan A de Calidad del Aire de Madrid sale a información pública un mes con medidas como la reducción de velocidad en la M-30

El Plan A de Calidad del Aire de Madrid sale a información pública un mes con medidas como la reducción de velocidad en la M-30

Otras iniciativas se basan en el fomento de la tecnología de bajas emisiones, con el impulso de la movilidad eléctrica y actuaciones sobre las emisiones de flotas estratégicas como las de los autobuses y los taxis, así como las relativas a la distribución urbana de mercancías.

El Plan A de Calidad del Aire de Madrid sale a información pública un mes con medidas como la reducción de velocidad en la M-30

El Ayuntamiento de Madrid ha sacado a información pública durante un mes el Plan A de Calidad del Aire y Cambio Climático, que incluye medidas como la creación del Área Central Cero Emisiones, la reforma de vías de acceso al centro de la ciudad, la ampliación de la red ciclista, la reducción de la velocidad en la M-30 y vías de acceso a 70 kilómetros por hora y la puesta en marcha de una red de aparcamientos disuasorios o de plataformas reservadas de autobuses.
Otras iniciativas se basan en el fomento de la tecnología de bajas emisiones, con el impulso de la movilidad eléctrica y actuaciones sobre las emisiones de flotas estratégicas como las de los autobuses y los taxis, así como las relativas a la distribución urbana de mercancías. También se contemplan medidas sobre vehículos privados motorizados, con incentivos fiscales y restricción gradual de acceso, aparcamiento y circulación a los vehículos más contaminantes.
Con el fin de conseguir una gestión urbana baja en emisiones y una mayor eficiencia energética, se impulsará la sustitución de combustibles de calefacción contaminantes y se prohibirá el uso del carbón. Asimismo está previsto regular el uso de la biomasa en la ciudad y el desarrollo de las energías renovables, la revisión de las bonificaciones del Impuesto de Bienes Inmuebles por instalaciones de energía solar y la explotación del potencial de la geotermia.
Otras actuaciones contempladas en el Plan son la reducción de las emisiones del Parque Tecnológico de Valdemingómez mediante la mejora del tratamiento de residuos, y las intervenciones en edificios e instalaciones municipales basadas en un modelo de emisiones cero, utilización de energías renovables y reducción de consumos.
Conseguir una ciudad sostenible, que garantice la salud de la ciudadanía frente al reto de la contaminación atmosférica, que reduzca las emisiones de gases de efecto invernadero y fortalezca a la ciudad frente a los impactos del cambio climático es el objetivo de las treinta medidas que componen el Plan A.
El plan sale a información pública tras pasar ayer por el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM) y ser aprobado inicialmente el pasado 6 de abril en Junta de Gobierno. Ahora ciudadanos, instituciones, colectivos o empresas podrán presentar durante un mes las alegaciones que estimen oportunas, que serán estudiadas por el área de Medio Ambiente y Movilidad, capitaneada por Inés Sabanés, e incluidas en los casos que se considere que mejoran el texto.
Entre los incentivos para promover el cambio hacia una movilidad más sostenible figuran la reducción en el Impuesto de Circulación y el acceso libre a los vehículos eléctricos en el Área Central Cero Emisiones, además de poder aparcar sin coste en la zona SER. Igualmente se bonificará el transporte público durante un tiempo al dar de baja un vehículo sin distintivo de la DGT y habrá facilidades horarias y descuentos en la tarjeta comercial e industrial para los vehículos de distribución urbana de mercancías menos contaminantes.
Las medidas están encaminadas a cumplir la legislación europea y nacional en materia de calidad del aire, reducir en el año 2030 las emisiones de los gases de efecto invernadero en línea con el Acuerdo de París y disminuir en un 50 por ciento las emisiones provocadas por la movilidad urbana. También, y a través del programa Madrid + Natural, incluye una estrategia de adaptación frente a los efectos del cambio climático.
El Pleno ya ha aprobado varias medidas para apoyar la renovación del parque móvil con tecnologías más sostenibles, como ayudas para la instalación de puntos de recarga eléctrica y la sustitución de vehículos comerciales e industriales, así como incentivos para quienes cambien su vehículo sin etiqueta ambiental por otros menos contaminantes, excluidos los diésel.
Dentro del Plan A se llevarán a cabo acciones de sensibilización y concienciación ciudadana sobre la necesidad de cambiar hábitos para lograr una mejor calidad del aire. Además se requerirá la colaboración de otras administraciones para hacer las modificaciones legales y adoptar las medidas de incentivación necesarias para promover los cambios.
El Plan A está dotado con un presupuesto de 543,9 millones de euros para el periodo 2017-2020, de los que 330 se destinan a actuaciones del parque móvil y la ordenación de sectores clave; 154 a las actuaciones en la red viaria y el espacio público M-46 a la gestión urbana baja en emisiones; 3,2 millones a la gestión energética en edificios municipales; 7,7 millones a las estrategias de adaptación al cambio climático y 3 millones a las iniciativas de sensibilización y educación ambiental.

El Ayuntamiento de Madrid ha sacado a información pública durante un mes el Plan A de Calidad del Aire y Cambio Climático, que incluye medidas como la creación del Área Central Cero Emisiones, la reforma de vías de acceso al centro de la ciudad, la ampliación de la red ciclista, la reducción de la velocidad en la M-30 y vías de acceso a 70 kilómetros por hora y la puesta en marcha de una red de aparcamientos disuasorios o de plataformas reservadas de autobuses.

Otras iniciativas se basan en el fomento de la tecnología de bajas emisiones, con el impulso de la movilidad eléctrica y actuaciones sobre las emisiones de flotas estratégicas como las de los autobuses y los taxis, así como las relativas a la distribución urbana de mercancías. También se contemplan medidas sobre vehículos privados motorizados, con incentivos fiscales y restricción gradual de acceso, aparcamiento y circulación a los vehículos más contaminantes.

Con el fin de conseguir una gestión urbana baja en emisiones y una mayor eficiencia energética, se impulsará la sustitución de combustibles de calefacción contaminantes y se prohibirá el uso del carbón. Asimismo está previsto regular el uso de la biomasa en la ciudad y el desarrollo de las energías renovables, la revisión de las bonificaciones del Impuesto de Bienes Inmuebles por instalaciones de energía solar y la explotación del potencial de la geotermia.

Otras actuaciones contempladas en el Plan son la reducción de las emisiones del Parque Tecnológico de Valdemingómez mediante la mejora del tratamiento de residuos, y las intervenciones en edificios e instalaciones municipales basadas en un modelo de emisiones cero, utilización de energías renovables y reducción de consumos.

Conseguir una ciudad sostenible, que garantice la salud de la ciudadanía frente al reto de la contaminación atmosférica, que reduzca las emisiones de gases de efecto invernadero y fortalezca a la ciudad frente a los impactos del cambio climático es el objetivo de las treinta medidas que componen el Plan A.

El plan sale a información pública tras pasar ayer por el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM) y ser aprobado inicialmente el pasado 6 de abril en Junta de Gobierno. Ahora ciudadanos, instituciones, colectivos o empresas podrán presentar durante un mes las alegaciones que estimen oportunas, que serán estudiadas por el área de Medio Ambiente y Movilidad, capitaneada por Inés Sabanés, e incluidas en los casos que se considere que mejoran el texto.

Entre los incentivos para promover el cambio hacia una movilidad más sostenible figuran la reducción en el Impuesto de Circulación y el acceso libre a los vehículos eléctricos en el Área Central Cero Emisiones, además de poder aparcar sin coste en la zona SER. Igualmente se bonificará el transporte público durante un tiempo al dar de baja un vehículo sin distintivo de la DGT y habrá facilidades horarias y descuentos en la tarjeta comercial e industrial para los vehículos de distribución urbana de mercancías menos contaminantes.

Las medidas están encaminadas a cumplir la legislación europea y nacional en materia de calidad del aire, reducir en el año 2030 las emisiones de los gases de efecto invernadero en línea con el Acuerdo de París y disminuir en un 50 por ciento las emisiones provocadas por la movilidad urbana. También, y a través del programa Madrid + Natural, incluye una estrategia de adaptación frente a los efectos del cambio climático.

El Pleno ya ha aprobado varias medidas para apoyar la renovación del parque móvil con tecnologías más sostenibles, como ayudas para la instalación de puntos de recarga eléctrica y la sustitución de vehículos comerciales e industriales, así como incentivos para quienes cambien su vehículo sin etiqueta ambiental por otros menos contaminantes, excluidos los diésel.

Dentro del Plan A se llevarán a cabo acciones de sensibilización y concienciación ciudadana sobre la necesidad de cambiar hábitos para lograr una mejor calidad del aire. Además se requerirá la colaboración de otras administraciones para hacer las modificaciones legales y adoptar las medidas de incentivación necesarias para promover los cambios.

El Plan A está dotado con un presupuesto de 543,9 millones de euros para el periodo 2017-2020, de los que 330 se destinan a actuaciones del parque móvil y la ordenación de sectores clave; 154 a las actuaciones en la red viaria y el espacio público M-46 a la gestión urbana baja en emisiones; 3,2 millones a la gestión energética en edificios municipales; 7,7 millones a las estrategias de adaptación al cambio climático y 3 millones a las iniciativas de sensibilización y educación ambiental.

ep

banner especial eficiencia energetica 2016
banner especial formacion ambiental 2016