MenuSuscríbete

Baleares supera todos los valores de ozono

Baleares supera todos los valores de ozono

Según explica la entidad en un comunicado, el calor que ha acompañado el inicio de la primavera en las Islas, el intenso tráfico rodado, marítimo y aéreo que soporta Baleares y el incremento del consumo de electricidad producida en centrales térmicas por el arranque de la temporada turística, han provocado que "se dispare la contaminación por ozono troposférico".

Baleares supera todos los valores de ozono

Ecologistas en Acción ha asegurado este miércoles que Baleares ha superado los valores de ozono recomendados y que éste se ha "disparado" en las Islas "ante la pasividad de las autoridades". Por ello, ha pedido que se redacten de manera urgente planes de mejora de la calidad del aire que reduzcan el tráfico motorizado y la quema de combustibles fósiles en centrales térmicas.
Según explica la entidad en un comunicado, el calor que ha acompañado el inicio de la primavera en las Islas, el intenso tráfico rodado, marítimo y aéreo que soporta Baleares y el incremento del consumo de electricidad producida en centrales térmicas por el arranque de la temporada turística, han provocado que "se dispare la contaminación por ozono troposférico".
Así, "en Mallorca, Menorca e Ibiza llevan más de un mes de manera ininterrumpida por encima del objetivo establecido por la legislación y de la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para proteger la salud humana" y, pese a esto, no ha habido "ninguna actuación informativa ni preventiva por parte de las autoridades autonómicas".
El valor objetivo para la protección de la salud humana está establecido por la normativa en 120 microgramos de ozono por metro cúbico de aire, medidos en periodos de ocho horas, y no deberá superarse más de 25 días al año. No obstante, este 2017, este número de superaciones ya se ha desbordado en las estaciones de control de la contaminación de Alcúdia o Parc Bit en Mallorca, Pous o Sant Lluis en Menorca y Ca'n Misses o Dalt Vila en Ibiza.
Los niveles más elevados se han registrado en la estación de Pous, en Menorca, donde el 19 de marzo se alcanzó una media horaria de 185 microgramos de ozono por metro cúbico de aire, superando al umbral que obliga a informar a la población de que tome medidas de autoprotección, establecido por la normativa en 180 microgramos por metro cúbico. Este aviso, dicen, no se produjo ese día en la zona de Mahón, "vulnerando la normativa sobre calidad del aire".
Según explica la entidad, se trata de una situación anómala en los últimos años, por la persistencia del episodio de elevada contaminación y lo prematuro del mismo, alejado todavía de los calores estivales.
El ozono troposférico es el contaminante que presenta en las Islas una mayor extensión y afección a la población y a la vegetación, con unos niveles al alza. Esto se debe al incremento de las temperaturas medias y de las situaciones meteorológicas extremas (olas de calor) durante la primavera y el verano, como resultado del cambio climático.
Por ello, Ecologistas en Acción denuncia que el Govern acumula más de una década de retraso en la redacción de los preceptivos planes de mejora de la calidad del aire para reducir los niveles de ozono, unos planes que son obligatorios desde el año 2004, por lo que exigen al Ejecutivo balear que cumpla con sus obligaciones legales y elabore, apruebe y aplique sin más dilación estos planes de mejora, tras someterlos a información pública.
Así, pide que se adopten las medidas necesarias para evitar que se repita un episodio tan prolongado de contaminación por ozono. Estas medidas deben pasar por la limitación del tráfico urbano e interurbano, principal emisor de los contaminantes precursores del ozono, y también del funcionamiento de las centrales termoeléctricas. Otras fuentes importantes de contaminación son el tráfico marítimo y el tránsito de los aeropuertos.

Ecologistas en Acción ha asegurado este miércoles que Baleares ha superado los valores de ozono recomendados y que éste se ha "disparado" en las Islas "ante la pasividad de las autoridades". Por ello, ha pedido que se redacten de manera urgente planes de mejora de la calidad del aire que reduzcan el tráfico motorizado y la quema de combustibles fósiles en centrales térmicas.

Según explica la entidad en un comunicado, el calor que ha acompañado el inicio de la primavera en las Islas, el intenso tráfico rodado, marítimo y aéreo que soporta Baleares y el incremento del consumo de electricidad producida en centrales térmicas por el arranque de la temporada turística, han provocado que "se dispare la contaminación por ozono troposférico".

Así, "en Mallorca, Menorca e Ibiza llevan más de un mes de manera ininterrumpida por encima del objetivo establecido por la legislación y de la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para proteger la salud humana" y, pese a esto, no ha habido "ninguna actuación informativa ni preventiva por parte de las autoridades autonómicas".

El valor objetivo para la protección de la salud humana está establecido por la normativa en 120 microgramos de ozono por metro cúbico de aire, medidos en periodos de ocho horas, y no deberá superarse más de 25 días al año. No obstante, este 2017, este número de superaciones ya se ha desbordado en las estaciones de control de la contaminación de Alcúdia o Parc Bit en Mallorca, Pous o Sant Lluis en Menorca y Ca'n Misses o Dalt Vila en Ibiza.

Los niveles más elevados se han registrado en la estación de Pous, en Menorca, donde el 19 de marzo se alcanzó una media horaria de 185 microgramos de ozono por metro cúbico de aire, superando al umbral que obliga a informar a la población de que tome medidas de autoprotección, establecido por la normativa en 180 microgramos por metro cúbico. Este aviso, dicen, no se produjo ese día en la zona de Mahón, "vulnerando la normativa sobre calidad del aire".

Según explica la entidad, se trata de una situación anómala en los últimos años, por la persistencia del episodio de elevada contaminación y lo prematuro del mismo, alejado todavía de los calores estivales.

El ozono troposférico es el contaminante que presenta en las Islas una mayor extensión y afección a la población y a la vegetación, con unos niveles al alza. Esto se debe al incremento de las temperaturas medias y de las situaciones meteorológicas extremas (olas de calor) durante la primavera y el verano, como resultado del cambio climático.

Por ello, Ecologistas en Acción denuncia que el Govern acumula más de una década de retraso en la redacción de los preceptivos planes de mejora de la calidad del aire para reducir los niveles de ozono, unos planes que son obligatorios desde el año 2004, por lo que exigen al Ejecutivo balear que cumpla con sus obligaciones legales y elabore, apruebe y aplique sin más dilación estos planes de mejora, tras someterlos a información pública.

Así, pide que se adopten las medidas necesarias para evitar que se repita un episodio tan prolongado de contaminación por ozono. Estas medidas deben pasar por la limitación del tráfico urbano e interurbano, principal emisor de los contaminantes precursores del ozono, y también del funcionamiento de las centrales termoeléctricas. Otras fuentes importantes de contaminación son el tráfico marítimo y el tránsito de los aeropuertos.

ep

banner especial renovables 2017