MenuSuscríbete

Deforestación, la tala de árboles

La deforestación, una ruina para los ecosistemas

La deforestación se produce por múltiples razones: la tala de árboles para ser utilizados para la construcción o se venden como combustible (a veces en forma de carbón o madera), mientras que la tierra despejada se utiliza para la ganadería y la agricultura. La remoción de árboles sin suficiente reforestación daña el hábitat de los animales autóctonos y puede causar desertificación. La deforestación más alarmante y concentrada ocurre en las selvas tropicales. En la actualidad aproximadamente el 30% de la superficie terrestre de la Tierra está cubierta por bosques.

El desconocimiento del valor de los bosques, el manejo laxo de los mismos y las deficientes leyes ambientales son algunos de los factores que permiten que este fenómeno se produzca a gran escala. En muchos países, la deforestación, tanto la natural como la inducida por el ser humano, puede causar extinción, cambios en las condiciones climáticas y desplazamiento de las poblaciones.

Noticia más reciente
Reducir la deforestación e incrementar captura de CO2 en el suelo, una estrategia climática y de seguridad alimentaria

Reducir la deforestación e incrementar captura de CO2 en el suelo, una estrategia climática y de seguridad alimentaria

Noticia más leída
Lucha contra la deforestación y degradación y sus retos legales

Lucha contra la deforestación y degradación y sus retos legales