MenuSuscríbete

México. Hospital Veterinario de la UAQ

México. Hospital Veterinario de la UAQ

El encargado de Medicina Interna y Enseñanza del Hospital Veterinario de la UAQ, Orlando Federico Chávez Moreno, destacó que en este escenario de la Facultad de Ciencias Naturales los estudiantes de la carrera de veterinaria tienen la oportunidad de enfrentarse a casos reales y resolver problemáticas de salud de estas especies.

México. Hospital Veterinario de la UAQ

La Facultad de Ciencias Naturales (FCN) de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) es la sede del Hospital Veterinario de Especialidades en Pequeñas Especies, espacio académico y de investigación que ofrece los servicios de consulta médica, emergencias, pruebas de laboratorio y cirugía a las mascotas de los habitantes de la capital del estado.
1 HEAD vete2416
El encargado de Medicina Interna y Enseñanza del Hospital Veterinario de la UAQ, Orlando Federico Chávez Moreno, destacó que en este escenario de la Facultad de Ciencias Naturales los estudiantes de la carrera de veterinaria tienen la oportunidad de enfrentarse a casos reales y resolver problemáticas de salud de estas especies.
“Los estudiantes retoman las bases de las materias cursadas durante la carrera, pero con una metodología estricta respecto a cómo abordar un paciente, hacer un adecuado historial clínico, un examen físico general y cuáles son las pruebas para confirmar sus diagnósticos. Esta es la finalidad del hospital”, aseguró.
Chávez Moreno detalló que el hospital cuenta con los servicios de pruebas básicas de laboratorios para pequeñas especies, como hemogramas, copros, citologías, radiología y ultrasonido, además de un departamento de cirugía y un quirófano con anestesia inhalada. Todos estos servicios, especificó, a precios accesibles.
1 Hospital Veterinario UAQ 9“Manejamos de una manera integral a los pacientes. Una de las cosas que siempre hemos pensado es evitar el dolor y que el paciente esté lo más sano posible. El hospital tiene un área de emergencias y dos consultorios que vamos manejando dependiendo qué tan grave llegue el paciente. En consultorio se hacen las revisiones, si se diagnostica algo que sea infectocontagioso, se le canaliza a otra área”, indicó.
El encargado de Medicina Interna y Enseñanza del Hospital Veterinario de la UAQ acotó que, como parte de su labor de vinculación, los médicos de este escenario participan en las campañas de esterilización y vacunación de mascotas.
“La extensión se entiende como la vinculación con la sociedad, por ejemplo, campañas de esterilización masiva donde nosotros colaboramos, es decir, nosotros no manejamos campañas de esterilización, solo en citas programadas. Hay veterinarios, como la doctora Laura Pérez que sí interviene en las comunidades junto con la Secretaría de Salud del Estado de Querétaro (Seseq), que organizan constantemente campañas de esterilización, vacunación antirrábica y desparasitación”, agregó.
La investigación clínica en el Hospital Veterinario de la UAQ
Otra de las actividades que se realizan en el Hospital Veterinario de Especialidades en Pequeñas Especies de la UAQ, de acuerdo con el encargado de Medicina Interna y Enseñanza, es la investigación clínica por parte de académicos y estudiantes. Una de estas líneas va enfocada hacia el estudio de los anticuerpos en la leche materna de los perros.
“Se hizo un proyecto donde evaluamos la cantidad de anticuerpos que reciben los cachorros de la madre. Ya cuando eran adoptados veíamos, entre los dos y seis meses de edad, cómo se comportaban sus anticuerpos en la primera consulta. Tomamos muestras de sangre para observar qué tantos anticuerpos les hereda la madre y si todavía estaban vigentes en el cachorro. Eso nos sirvió para determinar con más exactitud el inicio de los calendarios de vacunación, porque esos anticuerpos maternos pueden interferir con la respuesta a las vacunas”, recordó.
Asociación entre obesidad humana y la de sus mascotas
Otra de las líneas de investigación clínica que se desarrollan es la asociación que existe entre la obesidad de las mascotas con la de sus dueños, de acuerdo con el investigador en nutrición animal de la UAQ, Konisgmar Escobar García.
“Empezamos a ver que los patrones que se veían en las personas obesas eran similares en sus animales. Existe mucha literatura donde se indica que en varios países la obesidad en humanos está muy asociada a la obesidad de las mascotas. Sabemos que en el Reino Unido hay un índice de obesidad de mascotas de 40 por ciento y la prevalencia en Estados Unidos es más o menos de 35. En México no se tiene ningún estudio en mascotas, nosotros los dirigimos a perros nada más”, advirtió.
1 hospital2402Escobar García puntualizó que, más allá de la obesidad, lo que pretendió estudiar el equipo de trabajo era saber a ciencia cierta los factores que detonan la obesidad en las mascotas, comenzando por el estado de Querétaro.
“Básicamente trabajamos en el área metropolitana, que comprende los municipios de El Marqués, Corregidora y Querétaro; nos dimos a la tarea de hacer encuestas en las clínicas veterinarias a todos los dueños de pacientes que llegaban, incluso en estéticas donde preguntábamos las condiciones de alimentación de los animales, estado reproductivo, riesgos, enfermedades, tipo de alimentación y la obesidad, basándonos en una condición corporal ya preestablecida en la literatura”, recordó.
Como parte de los resultados, destacó, se pudo determinar que en la zona metropolitana de Querétaro el índice de prevalencia de obesidad en perros es alrededor de 38 por ciento.
“Nosotros buscábamos establecer una relación entre la obesidad y la fibra dietética de los alimentos para mascota, porque para nosotros en nutrición animal, el tipo de fibra que se mide en ese alimento para perros no es el adecuado. Empezamos a ver la relación que existía entre la obesidad y la cantidad de fibra dietética en el alimento, además de otro tipo de factores que les afectan, como por ejemplo, la cantidad de grasa, los hábitos alimenticios, si se trata de un animal entero o castrado, la cantidad de ejercicio que hacen en el día, entre otros”, aseguró.
Konisgmar Escobar García informó que los resultados preliminares de la investigación arrojan que la fibra dietética no tiene una relación directa con la obesidad, a diferencia de los demás factores, como la condición física del animal, su ejercitamiento o el hecho de que los animales estén esterilizados.
“Esto ya se conocía desde el punto de vista del metabolismo, pero no se había estudiado respecto a la prevalencia. El metabolismo cambia en los animales por cuestión hormonal. En ese punto vamos y nos da pie para preguntarnos muchas otras cosas, analizar a fondo la información que tenemos”, indicó.
En ese sentido, el encargado de Medicina Interna y Enseñanza, Orlando Federico Chávez Moreno, destacó que uno de los servicios con que cuenta el Hospital Veterinario de Especialidades en Pequeñas Especies de la UAQ, que lo distingue respecto a la demás atención veterinaria en el estado, es la asesoría nutrimental para mascotas por parte de la doctora Cristina Lima Torres, quien tiene la especialidad en nutrición animal enfocada en pequeñas especies.
“Es difícil porque no todos los propietarios acceden al nutriólogo o veterinario, pero hay unos que sí y les ha resultado fabuloso, porque ya con dietas caseras, que ellos se sienten más a gusto de preparar a sus perros, han visto mucha mejoría. La doctora Lima Torres estudia los casos y propone las dietas. Hay gente que sí prefiere lo casero en vez de los alimentos industrializados; pero si se va a tomar ese camino, debe ser algo balanceado, variado y plenamente asesorado por la especialista”, finalizó.

La Facultad de Ciencias Naturales (FCN) de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) es la sede del Hospital Veterinario de Especialidades en Pequeñas Especies, espacio académico y de investigación que ofrece los servicios de consulta médica, emergencias, pruebas de laboratorio y cirugía a las mascotas de los habitantes de la capital del estado.

El encargado de Medicina Interna y Enseñanza del Hospital Veterinario de la UAQ, Orlando Federico Chávez Moreno, destacó que en este escenario de la Facultad de Ciencias Naturales los estudiantes de la carrera de veterinaria tienen la oportunidad de enfrentarse a casos reales y resolver problemáticas de salud de estas especies.

“Los estudiantes retoman las bases de las materias cursadas durante la carrera, pero con una metodología estricta respecto a cómo abordar un paciente, hacer un adecuado historial clínico, un examen físico general y cuáles son las pruebas para confirmar sus diagnósticos. Esta es la finalidad del hospital”, aseguró.

Chávez Moreno detalló que el hospital cuenta con los servicios de pruebas básicas de laboratorios para pequeñas especies, como hemogramas, copros, citologías, radiología y ultrasonido, además de un departamento de cirugía y un quirófano con anestesia inhalada. Todos estos servicios, especificó, a precios accesibles.

“Manejamos de una manera integral a los pacientes. Una de las cosas que siempre hemos pensado es evitar el dolor y que el paciente esté lo más sano posible. El hospital tiene un área de emergencias y dos consultorios que vamos manejando dependiendo qué tan grave llegue el paciente. En consultorio se hacen las revisiones, si se diagnostica algo que sea infectocontagioso, se le canaliza a otra área”, indicó.

El encargado de Medicina Interna y Enseñanza del Hospital Veterinario de la UAQ acotó que, como parte de su labor de vinculación, los médicos de este escenario participan en las campañas de esterilización y vacunación de mascotas.

“La extensión se entiende como la vinculación con la sociedad, por ejemplo, campañas de esterilización masiva donde nosotros colaboramos, es decir, nosotros no manejamos campañas de esterilización, solo en citas programadas. Hay veterinarios, como la doctora Laura Pérez que sí interviene en las comunidades junto con la Secretaría de Salud del Estado de Querétaro (Seseq), que organizan constantemente campañas de esterilización, vacunación antirrábica y desparasitación”, agregó.

La investigación clínica en el Hospital Veterinario de la UAQ

Otra de las actividades que se realizan en el Hospital Veterinario de Especialidades en Pequeñas Especies de la UAQ, de acuerdo con el encargado de Medicina Interna y Enseñanza, es la investigación clínica por parte de académicos y estudiantes. Una de estas líneas va enfocada hacia el estudio de los anticuerpos en la leche materna de los perros.

“Se hizo un proyecto donde evaluamos la cantidad de anticuerpos que reciben los cachorros de la madre. Ya cuando eran adoptados veíamos, entre los dos y seis meses de edad, cómo se comportaban sus anticuerpos en la primera consulta. Tomamos muestras de sangre para observar qué tantos anticuerpos les hereda la madre y si todavía estaban vigentes en el cachorro. Eso nos sirvió para determinar con más exactitud el inicio de los calendarios de vacunación, porque esos anticuerpos maternos pueden interferir con la respuesta a las vacunas”, recordó.

Asociación entre obesidad humana y la de sus mascotas

Otra de las líneas de investigación clínica que se desarrollan es la asociación que existe entre la obesidad de las mascotas con la de sus dueños, de acuerdo con el investigador en nutrición animal de la UAQ, Konisgmar Escobar García.

“Empezamos a ver que los patrones que se veían en las personas obesas eran similares en sus animales. Existe mucha literatura donde se indica que en varios países la obesidad en humanos está muy asociada a la obesidad de las mascotas. Sabemos que en el Reino Unido hay un índice de obesidad de mascotas de 40 por ciento y la prevalencia en Estados Unidos es más o menos de 35. En México no se tiene ningún estudio en mascotas, nosotros los dirigimos a perros nada más”, advirtió.

Escobar García puntualizó que, más allá de la obesidad, lo que pretendió estudiar el equipo de trabajo era saber a ciencia cierta los factores que detonan la obesidad en las mascotas, comenzando por el estado de Querétaro.

“Básicamente trabajamos en el área metropolitana, que comprende los municipios de El Marqués, Corregidora y Querétaro; nos dimos a la tarea de hacer encuestas en las clínicas veterinarias a todos los dueños de pacientes que llegaban, incluso en estéticas donde preguntábamos las condiciones de alimentación de los animales, estado reproductivo, riesgos, enfermedades, tipo de alimentación y la obesidad, basándonos en una condición corporal ya preestablecida en la literatura”, recordó.

Como parte de los resultados, destacó, se pudo determinar que en la zona metropolitana de Querétaro el índice de prevalencia de obesidad en perros es alrededor de 38 por ciento.

“Nosotros buscábamos establecer una relación entre la obesidad y la fibra dietética de los alimentos para mascota, porque para nosotros en nutrición animal, el tipo de fibra que se mide en ese alimento para perros no es el adecuado. Empezamos a ver la relación que existía entre la obesidad y la cantidad de fibra dietética en el alimento, además de otro tipo de factores que les afectan, como por ejemplo, la cantidad de grasa, los hábitos alimenticios, si se trata de un animal entero o castrado, la cantidad de ejercicio que hacen en el día, entre otros”, aseguró.

Konisgmar Escobar García informó que los resultados preliminares de la investigación arrojan que la fibra dietética no tiene una relación directa con la obesidad, a diferencia de los demás factores, como la condición física del animal, su ejercitamiento o el hecho de que los animales estén esterilizados.

“Esto ya se conocía desde el punto de vista del metabolismo, pero no se había estudiado respecto a la prevalencia. El metabolismo cambia en los animales por cuestión hormonal. En ese punto vamos y nos da pie para preguntarnos muchas otras cosas, analizar a fondo la información que tenemos”, indicó.

En ese sentido, el encargado de Medicina Interna y Enseñanza, Orlando Federico Chávez Moreno, destacó que uno de los servicios con que cuenta el Hospital Veterinario de Especialidades en Pequeñas Especies de la UAQ, que lo distingue respecto a la demás atención veterinaria en el estado, es la asesoría nutrimental para mascotas por parte de la doctora Cristina Lima Torres, quien tiene la especialidad en nutrición animal enfocada en pequeñas especies.

“Es difícil porque no todos los propietarios acceden al nutriólogo o veterinario, pero hay unos que sí y les ha resultado fabuloso, porque ya con dietas caseras, que ellos se sienten más a gusto de preparar a sus perros, han visto mucha mejoría. La doctora Lima Torres estudia los casos y propone las dietas. Hay gente que sí prefiere lo casero en vez de los alimentos industrializados; pero si se va a tomar ese camino, debe ser algo balanceado, variado y plenamente asesorado por la especialista”, finalizó.