MenuSuscríbete

Descubren otra isla de plástico cerca de las costas de Chile y Perú

Descubren otra isla de plástico cerca de las costas de Chile y Perú

Descubren otra isla de plástico cerca de las costas de Chile y Perú

Un equipo de investigadores de Algalita, una organización dedicada a la investigación de plástico en los mares del mundo, descubrió un inmenso parche de residuos plásticos cerca de las costas de Chile y Perú.
Los científicos le llamaron "la gran mancha de la basura pacífica" o simplemente "el parche de basura" y es una de las islas que se han descubierto flotando en el océano y que derivan de la basura que va a dar a los océanos norte y sur de la línea ecuatorial.
En 1997, el capitán Charles Moore, director de Algalita, descubrió una isla similar al norte del Pacífico, y sospechaba que había una igual en las costas chilenas.
Moore estima que la isla se extiende por 2 millones de kilómetros. Empujados por vientos, corrientes y mareas, las partículas de plástico se acumulan con otros escombros en zonas conocidas por los oceanógrafos como "giros", una serie de corrientes que forman un vértice y que comprenden hasta el 40% de la superficie oceánica de planeta. Con el paso del tiempo anémonas, peces de arrecife y otros animales perdidos en el mar fueron alojándose allí.
Naciones Unidas estima que aproximadamente cada 2.6 kilómetros cuadrados de océano hay 46 mil piezas de plástico de varios tamaños.

Un equipo de investigadores de Algalita, una organización dedicada a la investigación de plástico en los mares del mundo, descubrió un inmenso parche de residuos plásticos cerca de las costas de Chile y Perú.

Los científicos le llamaron "la gran mancha de la basura pacífica" o simplemente "el parche de basura" y es una de las islas que se han descubierto flotando en el océano y que derivan de la basura que va a dar a los océanos norte y sur de la línea ecuatorial.

En 1997, el capitán Charles Moore, director de Algalita, descubrió una isla similar al norte del Pacífico, y sospechaba que había una igual en las costas chilenas.

Moore estima que la isla se extiende por 2 millones de kilómetros. Empujados por vientos, corrientes y mareas, las partículas de plástico se acumulan con otros escombros en zonas conocidas por los oceanógrafos como "giros", una serie de corrientes que forman un vértice y que comprenden hasta el 40% de la superficie oceánica de planeta. Con el paso del tiempo anémonas, peces de arrecife y otros animales perdidos en el mar fueron alojándose allí.

Naciones Unidas estima que aproximadamente cada 2.6 kilómetros cuadrados de océano hay 46 mil piezas de plástico de varios tamaños.

www.noticiasambientales.com