MenuSuscríbete

SEMARNAT asesora a municipios para la buena gestión de sus residuos

SEMARNAT asesora a municipios para la buena gestión de sus residuos

El funcionario federal explicó los impactos que provoca un manejo inadecuado de estos desechos. Dijo que el calentamiento atmosférico por liberación de biogás (metano) genera alrededor de 32 millones de toneladas de CO2 equivalente por año, lo que representa aproximadamente al 120% del total de las emisiones de los sectores residencial y del comercio, además de las afectaciones de ese gas a la salud humana y a la agricultura.

SEMARNAT asesora a municipios para la buena gestión de sus residuos

Durante su participación en la reunión de la Comisión Ejecutiva de Medio Ambiente de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), en la que se presentó el programa “Basura Cero”, el subsecretario de Fomento y Normatividad Ambiental, Cuauhtémoc Ochoa Fernández, señaló la urgente necesidad de que los municipios asuman el manejo integral de sus residuos sólidos urbanos de una manera sustentable.
El funcionario federal explicó los impactos que provoca un manejo inadecuado de estos desechos. Dijo que el calentamiento atmosférico por liberación de biogás (metano) genera alrededor de 32 millones de toneladas de CO2 equivalente por año, lo que representa aproximadamente al 120% del total de las emisiones de los sectores residencial y del comercio, además de las afectaciones de ese gas a la salud humana y a la agricultura.
Ochoa Fernández recordó que la Ley General de Cambio Climático establece que, para 2018, los municipios coordinados con las entidades federativas construirán infraestructura para evitar que en el manejo de los residuos sólidos se libere metano a la atmósfera en ciudades de más de 50 mil habitantes y, cuando sea viable, adoptarán tecnología para generar energía eléctrica a partir de las emisiones de gas metano.
Señaló que el aprovechamiento de los residuos sólidos urbanos conlleva ahorros significativos a las administraciones estatales y grandes beneficios ambientales a la población, por lo que sugirió aplicar un sistema tarifario para cubrir la operación y tratamiento de los residuos, ya que los municipios no cuentan con infraestructura ni recursos suficientes para atender adecuadamente esta problemática.
Entre los beneficios de valorizar los residuos citó la producción de composta, reducir la utilización de productos químicos en el campo, aprovechar los residuos inorgánicos para el reciclado de materiales, reducir la extracción de materias primas no renovables, desarrollar combustibles alternos con los desechos inorgánicos, generar energía limpia para producir electricidad para el estado y sus municipios, así como evitar que espacios limpios se destinen a tiraderos y rellenos.
Asimismo, evitar la contaminación del agua en cuerpos superficiales y subterráneos y en suelos, integrar a los pepenadores a la formalidad laboral, atender demandas ciudadanas por malos olores, mejorar la calidad de vida de la gente que participa en la cadena de valor de los residuos e involucrar a más sectores en el aprovechamiento y la valorización de los residuos.
México genera en promedio 117 mil toneladas de basura al día, lo que representa aproximadamente un kilo por habitante. De ese volumen, el 70% se arroja a ríos, bosques y barrancas y solo el 10% se recicla.

Durante su participación en la reunión de la Comisión Ejecutiva de Medio Ambiente de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), en la que se presentó el programa “Basura Cero”, el subsecretario de Fomento y Normatividad Ambiental, Cuauhtémoc Ochoa Fernández, señaló la urgente necesidad de que los municipios asuman el manejo integral de sus residuos sólidos urbanos de una manera sustentable.

El funcionario federal explicó los impactos que provoca un manejo inadecuado de estos desechos. Dijo que el calentamiento atmosférico por liberación de biogás (metano) genera alrededor de 32 millones de toneladas de CO2 equivalente por año, lo que representa aproximadamente al 120% del total de las emisiones de los sectores residencial y del comercio, además de las afectaciones de ese gas a la salud humana y a la agricultura.

Ochoa Fernández recordó que la Ley General de Cambio Climático establece que, para 2018, los municipios coordinados con las entidades federativas construirán infraestructura para evitar que en el manejo de los residuos sólidos se libere metano a la atmósfera en ciudades de más de 50 mil habitantes y, cuando sea viable, adoptarán tecnología para generar energía eléctrica a partir de las emisiones de gas metano.

Señaló que el aprovechamiento de los residuos sólidos urbanos conlleva ahorros significativos a las administraciones estatales y grandes beneficios ambientales a la población, por lo que sugirió aplicar un sistema tarifario para cubrir la operación y tratamiento de los residuos, ya que los municipios no cuentan con infraestructura ni recursos suficientes para atender adecuadamente esta problemática.

Entre los beneficios de valorizar los residuos citó la producción de composta, reducir la utilización de productos químicos en el campo, aprovechar los residuos inorgánicos para el reciclado de materiales, reducir la extracción de materias primas no renovables, desarrollar combustibles alternos con los desechos inorgánicos, generar energía limpia para producir electricidad para el estado y sus municipios, así como evitar que espacios limpios se destinen a tiraderos y rellenos.

Asimismo, evitar la contaminación del agua en cuerpos superficiales y subterráneos y en suelos, integrar a los pepenadores a la formalidad laboral, atender demandas ciudadanas por malos olores, mejorar la calidad de vida de la gente que participa en la cadena de valor de los residuos e involucrar a más sectores en el aprovechamiento y la valorización de los residuos.

México genera en promedio 117 mil toneladas de basura al día, lo que representa aproximadamente un kilo por habitante. De ese volumen, el 70% se arroja a ríos, bosques y barrancas y solo el 10% se recicla.