MenuSuscríbete

Los loros neotropicales están en peligro

Los loros neotropicales están en peligro

Los Psittaciformes (loros y cacatúas) viven en las regiones tropicales y subtropicales de todos los continentes: Oceanía, América del Sur y Central, el sur de Asia y el África subsahariana. En algunas islas del Caribe y el Pacífico hallan su hogar algunas especies endémicas, es decir que viven allí y en ningún otro lugar del planeta, pero la mayoría de los loros se encuentran en Australia, Asia y Sudamérica.

Los loros neotropicales están en peligro

Las poblaciones de casi todas las especies de loros del mundo están disminuyendo. Las principales amenazas: el comercio de mascotas y el avance de la agricultura. Un nuevo informe realizado por especialistas en aves llama la atención sobre la necesidad urgente de realizar acciones de conservación.
Los Psittaciformes (loros y cacatúas) viven en las regiones tropicales y subtropicales de todos los continentes: Oceanía, América del Sur y Central, el sur de Asia y el África subsahariana. En algunas islas del Caribe y el Pacífico hallan su hogar algunas especies endémicas, es decir que viven allí y en ningún otro lugar del planeta, pero la mayoría de los loros se encuentran en Australia, Asia y Sudamérica.
La mayoría de los loros tienen un plumaje multicolor, con tonalidades intensas, y figuran entre las aves más inteligentes. Algunas especies tienen la capacidad de imitar la voz humana. Eso los convierte en mascotas muy buscadas, y como veremos más adelante, ese es su principal motivo de amenaza.
En la década del noventa, se realizó una consulta con expertos en loros salvajes y con organizaciones de conservación de todo el mundo sobre el estado de conservación de loros y cacatúas.
En ese momento ya figuraban como uno de los grupos de aves más amenazados del planeta, tanto que el 31% de las especies Neotropicales estaba bajo amenaza. Entendemos por Neotropical a la región biogeográfica que abarca América del Sur, Centroamérica, Antillas, una parte de Estados Unidos y una parte de México.
Una nueva consulta entre expertos, determinó que lejos de mejorar el panorama de los loros Neotropicales, está peor de lo que se pensaba.

Las poblaciones de casi todas las especies de loros del mundo están disminuyendo. Las principales amenazas: el comercio de mascotas y el avance de la agricultura. Un nuevo informe realizado por especialistas en aves llama la atención sobre la necesidad urgente de realizar acciones de conservación.

Los Psittaciformes (loros y cacatúas) viven en las regiones tropicales y subtropicales de todos los continentes: Oceanía, América del Sur y Central, el sur de Asia y el África subsahariana. En algunas islas del Caribe y el Pacífico hallan su hogar algunas especies endémicas, es decir que viven allí y en ningún otro lugar del planeta, pero la mayoría de los loros se encuentran en Australia, Asia y Sudamérica.

La mayoría de los loros tienen un plumaje multicolor, con tonalidades intensas, y figuran entre las aves más inteligentes. Algunas especies tienen la capacidad de imitar la voz humana. Eso los convierte en mascotas muy buscadas, y como veremos más adelante, ese es su principal motivo de amenaza.

En la década del noventa, se realizó una consulta con expertos en loros salvajes y con organizaciones de conservación de todo el mundo sobre el estado de conservación de loros y cacatúas.

En ese momento ya figuraban como uno de los grupos de aves más amenazados del planeta, tanto que el 31% de las especies Neotropicales estaba bajo amenaza. Entendemos por Neotropical a la región biogeográfica que abarca América del Sur, Centroamérica, Antillas, una parte de Estados Unidos y una parte de México.

Una nueva consulta entre expertos, determinó que lejos de mejorar el panorama de los loros Neotropicales, está peor de lo que se pensaba.

www.noticiasambientales.com