MenuSuscríbete

FCC se encargará de reciclar los residuos de la ciudad de Houston

FCC se encargará de reciclar los residuos de la ciudad de Houston

Se trata de uno de los mayores proyectos que la división de servicios de la compañía que controla Carlos Slim ha conseguido hasta ahora en este mercado.

FCC se encargará de reciclar los residuos de la ciudad de Houston

FCC se ha adjudicado el contrato de gestión de los residuos susceptibles de reciclaje de la ciudad de Houston, en Texas (Estados Unidos), durante un periodo de quince años, prorrogable hasta un total de veinte, por un importe de 250 millones de dólares (unos 208 millones de euros), según informó el grupo.
Se trata de uno de los mayores proyectos que la división de servicios de la compañía que controla Carlos Slim ha conseguido hasta ahora en este mercado.
Con este nuevo contrato, la cartera de servicios de FCC en Estados Unidos, país estratégico para el grupo, suma ya proyectos valorados en 900 millones de dólares (unos 750 millones de euros).
El contrato logrado ahora incluye la construcción y explotación de una planta que separará y valorizará todos los residuos para reciclaje que genera la ciudad de Houston, la cuarta más poblada del país. Además, abarca la posterior comercialización de los mismos.
Esta instalación contará con capacidad para tratar 120.000 toneladas de residuos al año, que se puede aumentar hasta las 145.000 toneladas.
Será una planta automatizada, que contará con "los últimos avances tecnológicos" y que, según el Ayuntamiento de la ciudad, permitirá crear entre 100 y 145 nuevos puestos de trabajo.
La compañía que preside Esther Alcocer Koplowitz da con este contrato un paso más en la estrategia de crecimiento que afronta tras la reestructuración acometida en los últimos años, enfocada a reforzar su expansión internacional y que tiene en el negocio de servicios uno de sus pilares.
Además, FCC considera que le permite "consolidar" su presencia en Estados Unidos, tras lograr a finales de 2015 en la vecina ciudad de Dallas la construcción y posterior explotación de una planta de reciclaje en esta ciudad por unos 275 millones de euros, una instalación actualmente ya en servicio. Además, un año después logró un contrato de recogida de basuras en Florida por unos 102 millones.

FCC se ha adjudicado el contrato de gestión de los residuos susceptibles de reciclaje de la ciudad de Houston, en Texas (Estados Unidos), durante un periodo de quince años, prorrogable hasta un total de veinte, por un importe de 250 millones de dólares (unos 208 millones de euros), según informó el grupo.

Se trata de uno de los mayores proyectos que la división de servicios de la compañía que controla Carlos Slim ha conseguido hasta ahora en este mercado.

Con este nuevo contrato, la cartera de servicios de FCC en Estados Unidos, país estratégico para el grupo, suma ya proyectos valorados en 900 millones de dólares (unos 750 millones de euros).

El contrato logrado ahora incluye la construcción y explotación de una planta que separará y valorizará todos los residuos para reciclaje que genera la ciudad de Houston, la cuarta más poblada del país. Además, abarca la posterior comercialización de los mismos.

Esta instalación contará con capacidad para tratar 120.000 toneladas de residuos al año, que se puede aumentar hasta las 145.000 toneladas.

Será una planta automatizada, que contará con "los últimos avances tecnológicos" y que, según el Ayuntamiento de la ciudad, permitirá crear entre 100 y 145 nuevos puestos de trabajo.

La compañía que preside Esther Alcocer Koplowitz da con este contrato un paso más en la estrategia de crecimiento que afronta tras la reestructuración acometida en los últimos años, enfocada a reforzar su expansión internacional y que tiene en el negocio de servicios uno de sus pilares.

Además, FCC considera que le permite "consolidar" su presencia en Estados Unidos, tras lograr a finales de 2015 en la vecina ciudad de Dallas la construcción y posterior explotación de una planta de reciclaje en esta ciudad por unos 275 millones de euros, una instalación actualmente ya en servicio. Además, un año después logró un contrato de recogida de basuras en Florida por unos 102 millones.

ep