MenuSuscríbete

CAT: el agua de Tarragona

CAT: el agua de Tarragona

ECOticias ha tenido la oportunidad de entrevistar a Xavier Pujol Director -Gerente del CAT, Consorcio de Aguas de Tarragona, quién nos hizo un paseo general de la historia, la realidad y los planes a futuro de la organización. El CAT tiene su sede corporativa en la Autovía T-11, km 14, CP: 43006, Tarragona y su teléfono es: 977 636 204; la planta potabilizadora está en el Municipio de L’Ampolla.

CAT: el agua de Tarragona

ECOticias: ¿Debido a qué circunstancias históricas y coyunturales surge el CAT?

Xavier Pujol: El Consorci d’Agiües de Tarragona (CAT) surge para dar respuesta a la necesidad de disponer de agua potable para diversas poblaciones de la comarca de Tarragona. Ciudades como Tarragona, Reus, el Vendrell y localidades turísticas de La Costa Daurada (Costa Dorada) presentaban escasez de agua debido a la sobreexplotación de los acuíferos y la consiguiente salinización de las capas freáticas, a causa del boom turístico, el crecimiento urbanístico y de la industria petroquímica que funciona desde la década de los años 1970.

Por otra parte, en el Delta del Ebro los canales del riego de los márgenes derecho e izquierdo sufrían deterioros por su antigüedad (fueron construidos en los años 1856 y 1911, respectivamente), con roturas y pérdidas de hasta 12 m/s. Sobre esta base y tras estudios y negociaciones se alcanzó una solución de equilibrio para el territorio que se materializó en la Ley 18/1981 de 1 de julio, por la que se regulaba la concesión de hasta un máximo de hasta 4mᶾ/s; es decir, un aprovechamiento de hasta un máximo de una tercera parte del agua recuperada por el revestimiento de los canales. Dos condiciones más imponían la Ley: uso exclusivo del agua para abastecimiento urbano e industrial y que el ámbito de actuación fuese dentro de la provincia de Tarragona.

Esta fue la primera concesión que no implicaba una detracción directa de agua del río Ebro y sigue siendo un modelo de gestión única, en la que no hubo ninguna aportación ni subvención por parte del Estado.

El 2 de abril de 1985 se constituyó el Consorcio de Aguas de Tarragona, un ente con personalidad jurídica propia sin ánimo de lucro, formado por la Generalitat de Cataluña, ayuntamientos e industrias demandantes de agua de la provincia de Tarragona y representantes de las dos comunidades de regantes del delta del Ebro.

En el año 1989 se inició el suministro de agua a los ayuntamientos e industrias y lo que para entonces eran apenas 21 municipios y 18 industrias, actualmente son 63 y 28 respectivamente; esto representan el 85% de la población total y una cobertura del 36% del territorio de la provincia de Tarragona.

ECOticias: ¿Cuáles es la misión fundamental de vuestra institución?

Xavier Pujol: El objeto del CAT es la captación, el tratamiento y la distribución a los municipios y las industrias de Tarragona que lo integran, del agua procedente de la concesión otorgada mediante el establecimiento y explotación de la red en alta o primaria, que incluía las obras de conducción hasta los depósitos municipales e industriales.

La misión: ofrecer un producto y servicio de calidad, a un precio ajustado al coste real del mismo y de acuerdo con los principios de la Directiva Marco del Agua (principio de recuperación de costes), respetando el medio ambiente y poniendo énfasis en la prevención, en la seguridad y en la salud en el trabajo.

El agua distribuida por el CAT tiene garantizada una calidad que permite asegurar la protección de la salud de las personas que la consumen. La normativa que se aplica es el Real Decreto 140/2003 y314/2016, por el que se establece cuáles son los criterios sanitarios en cuanto a la calidad del agua para consumo humano; además, en marzo de 2015 se obtuvo la certificación ISO 22000 de inocuidad alimentaria, asimilando el agua como producto alimentario y estableciendo una serie de controles adicionales, para garantizar aún más la calidad del agua servida a los usuarios.

ECOticias: ¿Qué es el Plan Delta?

Xavier Pujol: El Plan del Delta, que elaboró la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) y fue aprobada por el Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo, suponía invertir 90 millones de euros en un proyecto que consistió básicamente, en una serie de obras de infraestructura dedicadas a la impermeabilización de los canales y acequias de riego (revestimiento de hormigón).

Los costes de esta operación se financiarían con el canon que se aplicaría a los usuarios consorciados (ayuntamientos e industrias) beneficiarios de la recuperación de agua, equivalente a un tercio de la que ya no se filtraría por los canales (y hasta un máximo de 4m³/s).

Este Plan supuso para las comunidades de regantes poder disponer de una infraestructura hidráulica renovada y puesta al día, con la consiguiente optimización de la gestión de riego. El conjunto de trabajos ejecutados ha supuesto una inversión superior a los 139 millones de euros y ha permitido revestir en total 197 km de canales y acequias.

ECOticias: ¿Qué otros planes, tiene el CAT en el futuro?

Xavier Pujol: Durante los más de 30 años de vida del CAT, siempre ha primado el interés por la mejora continuada de las instalaciones, infraestructuras y servicio a los consorciados, por ello, durante todos estos años se han desarrollado diferentes planes de inversión.

Por ejemplo, en 2017 se cumplen 10 años de la puesta en funcionamiento del Laboratorio de Calidad. Este laboratorio cuenta con cuatro secciones para analizar los parámetros orgánicos, inorgánicos, microbiológicos y radiológicos, esta última sección es gestionada por la Unidad Radioquímica Ambiental y Sanitaria (URAIS) de la Universidad Rovira i Virigili de Tarragona y en ella se analiza tanto el agua captada, como la distribuida por el CAT.

Este año se ha incorporado un cromatógrafo líquido acoplado a un espectrómetro de masas, una instrumentación adecuada que podrá determinar las llamadas sustancias emergentes, como fármacos (antibióticos, ibuprofeno, etc.), drogas, productos cosméticos y de aseo personal, plaguicidas y pesticidas de nueva creación, metabolitos procedentes de las algas del propio río Ebro (microscistinas), etc. Se podrán determinar entre 30 y 40 nuevos parámetros, además de los que actualmente ya se determinan.

La unificación y actualización de la Sala de Control en 2013 permitió implementar un sistema de automatización de todo el proceso. Sobre esta base se desarrolló un proyecto de optimización y eficiencia energética, innovador en toda Europa, que ha interesado a diferentes actores del sector del agua. Supuso una gran inversión (1,2 millones de €) con un retorno casi inmediato de dos años.

Durante el primer trimestre de 2017 entrará en funcionamiento una planta de ozono, un proceso más en la potabilización del agua, adaptando un sistema de preozonización pionero, junto con una postozonización, fruto de estudios y modelos reducidos encargados bajo una visión única y completa de una estación de tratamiento de futuro (estudio ETAP XXI).

Esta planta supone eliminar el cloro en el proceso de tratamiento mejorando aspectos de riesgos en el transporte de mercancías peligrosas, almacenamiento de productos químicos y seguridad laboral junto con una optimización económica del conjunto del proceso de potabilización.

Xavier Pujol Mestre (1964), ocupa la Dirección y Gerencia del Consorcio de Aguas de Tarragona desde julio de 2015, accediendo al cargo desde la Dirección de Infraestructuras y Producción, que ejercía desde 2003, coordinando los diferentes departamentos técnicos. Comenzó su andadura en el CAT en junio de 1998 con el cargo de técnico adjunto a la gerencia.

Estudió Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos en el ETSECC-UPC de Barcelona y posee posgrados en Gestión de Empresas de Obra Pública e Ing. Municipal, Gestión Privada de Infraestructuras, además de un Máster en Gestión de Infraestructuras.

Anteriormente, tras un breve paso por una empresa constructora, fue funcionario de carrera (actualmente en excedencia) del cuerpo de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de la Generalitat de Catalunya (1990-1998), desarrollando diversas funciones y cargos dentro de la Dirección General de Urbanismo del Depto. de Política Territorial y Obras Públicas, como jefe de sección de coordinación territorial y secretario de la Comisión Prov. de Urbanismo de Tarragona.