MenuSuscríbete

La agricultura ecológica en casa

La agricultura ecológica en casa

“Tener un pequeño o un gran huerto orgánico, sostenible y respetuoso con el Medio Ambiente en casa, solo depende de buscar el espacio adecuado y poner en práctica algunos buenos consejos, con los cuales llevar la agricultura ecológica a nuestro hogar.”

La agricultura ecológica en casa

Tanto si tenemos un pequeño jardín o un espacio más grande, como si debemos recurrir a macetas o cajones, porque el área de cultivos se reduce a una terraza o a un rincón soleado en un piso, se debe tener en cuenta, que cultivar alimentos ecológicos, hierbas aromáticas y frutas es sumamente beneficioso para la salud en general.

 

1 - Planificar

El primer paso para tener alimentos ecológicos en casa es saber el espacio exacto con el que se cuenta y qué tipo de plantas queremos (y podemos) cultivar, de acuerdo al área donde vivimos, la climatología local y las estaciones.

El segundo es buscar un proveedor fiable de semillas orgánicas y el tercero, confeccionar un calendario de plantación, para saber qué especie debemos cultivar en cada época, para tener alimentos ecológicos a nuestra disposición todo el año.

 

2 - Menos, es más

Si este es tu primer cultivo de alimentos ecológicos, comienza de a poco. No es aconsejable plantar Todo aquello que nos gusta; para empezar, lo mejor es hacerlo con un jardín pequeño y manejable, que te permita aprender, mientras practicas.

Se puede crear fácilmente un jardín pequeño en un balcón, en el interior o emplear un invernadero durante los meses de invierno. Lo ideal es ir ampliando el huerto cada temporada. Hay que experimentar con varias plantas y encontrar la que crece mejor.

 

3 - Elije plantas productivas

A la hora de elegir las plantas piensa localmente. Resultará muy frustrante intentar cultivar algo que no crecerá, porque las condiciones climatológicas no son las adecuadas. Y una buena producción es el mejor estímulo para seguir adelante y probar con algo nuevo y con mayor dificultad.

 

4 - Extrema los cuidados

No uses pesticidas, herbicidas ni ningún otro producto químico y/o sintético. Hay muchos productos naturales para tratar las malas hierbas, enfermedades, plagas y los problemas de suelos, que resultan mucho más seguros y mejores para el Medio Ambiente.

Asegúrate que el área de plantación no esté contaminada con fertilizantes u otros productos químicos. Decantarse por el suelo orgánico es la mejor solución y se debe abonar con compost. Puedes comprarlo o fabricarlo reciclando los desperdicios de alimentos.

 

5 - Complementa tus plantas

Investiga los métodos tradicionales de jardinería natural, para cultivar plantas que se complementan, como la permacultura. Los frijoles y la calabaza crecen bien juntos, también lo hacen las patatas y el maíz. El crecimiento complementario ayuda a conservar los nutrientes del suelo y al éxito general de las plantas.

 

6 - Diviértete

No solo es importante conseguir resultados y tener alimentos ecológicos a nuestro alcance, sino que hay que pasarlo bien durante todo el proceso. Cultivar es desestresarte, relajante y da grandes satisfacciones. Disfrútalo.