MenuSuscríbete

Alimentos ecológicos, orgánicos y bio, ¿qué diferencias hay entre ellos?

Alimentos ecológicos, orgánicos y bio, ¿qué diferencias hay entre ellos?

“Las etiquetas de los alimentos no siempre están claramente definidas y la única alternativa válida para que el consumidor pueda saber qué es exactamente lo que está comprando, más allá de las definiciones, son las certificaciones con las que cuente el producto de su interés.”

Alimentos ecológicos, orgánicos y bio, ¿qué diferencias hay entre ellos?

Una controversia nutricional

Si bien la nutrición como ciencia ha realizado grandes avances en los últimos años, tratando de dar a los consumidores una salud y una calidad de vida mejores, también han surgido varias dudas respecto a la denominación de los nuevos alimentos. En este sentido ha surgido una controversia en cuanto a los considerados ecológicos (ECO), los orgánicos y los biológicos (Bio).

Uno de los mayores motivos de confusión proviene de que en la actualidad, la legislación que rige a todos los países miembros de la Comunidad Europea, no hace una distinción entre estos tres términos y los emplea como como sinónimos. Y esto se debe a que para catalogar a un alimento se emplea como base el origen del mismo.

 

La normativa se refiere a que este tipo de alimentos (bio, eco u orgánico) debe provenir de una fuente natural. Si son vegetales, deben ser cultivados sin pesticidas, herbicidas, abonos u otro tipo de producto de origen químico y en cuanto a la ganadería se exige que las razas sean autóctonas, sin manipulaciones genéticas ni hormonas o antibióticos y alimentados de forma natural.

Por esta razón solo es posible distinguir uno de otro en el mercado, gracias a los logos que corresponden a las diversas certificaciones, que a su vez dependen de una diferenciación de carácter semántico basado en los orígenes y contenidos.

 

Alimentos ecológicos

Son aquellos que tiene un origen conocido y certificado como absolutamente en equilibrio con el Medio Ambiente, en todas sus etapas, desde el crecimiento hasta las últimas etapas de producción, es decir el traslado y la comercialización.

En el caso de la agricultura ecológica se plantan semillas ecológicas en tierras descontaminadas, aprovechando las condiciones naturales de clima y suelos para su desarrollo y sin adición de químicos; en el ámbito ganadero: la crianza se realiza en áreas sin contaminación, el alimento es ecológico y jamás se le ponen inyecciones.

 

Alimentos bio

En cambio, si un producto se etiqueta como Bio, lo destacable es que no contienen ningún componente que haya sufrido alteraciones genéticas y esto se aplica tanto para los contenidos de origen vegetal, como animal.

 

Alimentos orgánicos

Este tipo de alimentos son lo que no tienen ningún tipo de intervención química para alcanzar su máximo y óptimo desarrollo. Esto implica que, si una fruta es orgánica o es parte de una mermelada orgánica, se la cultivó sin pesticidas ni herbicidas y si un embutido tiene carne orgánica, ésta proviene de animales que no fueron vacunados, ni comieron alimentos que no fuesen ecológicos.