MenuSuscríbete

Economía circular: ventajas y desventajas

Economía circular: ventajas y desventajas

“El desarrollo de una economía circular debería ayudar a reducir el uso de recursos, limitar el consumo de energía y disminuir la producción de residuos. Para lograrlo se debe reorientar la productividad mundial. Pero ¿es ello posible? ¿todo son ventajas con la Economía Circular?”

Economía circular: ventajas y desventajas

Ventajas

Además de los beneficios ambientales, del ahorro que conllevaría su aplicación en multitud de áreas, la Economía Circular podría ser un gran motor para la generación de empleos en todo el mundo y su desarrollo debería permitir a los países que la apliquen, obtener una ventaja competitiva en el contexto global.

La adopción de la Economía Circular tiene como objetivo alcanzar un alto nivel, en el empleo eficiente de los recursos. Solo en Europa se emplean casi 16 toneladas de materiales per cápita, como estímulo económico, de los cales 6 acaban siendo residuos, más de la mitad de los cuales termina en vertederos.

 

No hay dudas que distanciarse de la economía lineal, que es la que se aplica en la actualidad (mediante el sistema de crear, usar y tirar) no es la forma más sostenible de emplear los recursos y que el nuevo modelo, permitiría que los mismos vuelvan como materias primas secundarias al ciclo de producción, por lo que los residuos serían la fuente principal, sin necesidad de extracción o fabricación.

 

Desventajas

Integración

Uno de los problemas que enfrenta la Economía Circular es que muchos productos son difíciles de reciclar o desmontar. Los diseñadores de los productos actuales, no tienen en cuenta la gestión de los residuos y por ahora, no tienen razones sólidas para crear, tomando en consideración el fin de la vida de sus productos.

Por lo tanto, la Economía Circular requiere una integración del ciclo de vida del producto, que va de la extracción de las materias primas hasta la eliminación, la reutilización y/o el reciclado. Esto puede hacerse de manera individual (si las empresas son propietarias del ciclo de vida completo de un producto) o a través de una intensa colaboración interempresarial (cuya desventaja principal es el riesgo de que se formen asociaciones tipo cártel, para evitar la competencia).

 

Pero, esta integración tiene varias desventajas. En el primer caso, las empresas podrían subvencionar de forma cruzada, las diferentes actividades del proceso, pero ello conllevaría tener una producción ineficiente y con precios muy elevados.

Otro problema es que, si los productores gestionan el despilfarro de sus productos, puede ser más difícil beneficiarse de la gestión de residuos. Finalmente, los costos iniciales de administrar o poseer todo el ciclo de vida pueden resultar demasiado altos para los nuevos emprendedores.

 

Vinculación

A veces el bucle de recursos es imposible de cerrar dentro de una misma industria. Se pueden transformar botellas de vidrio en otras botellas de forma casi indefinida, pero muchas veces los residuos de una industria podrían ser recursos para otras.

La vinculación de las diferentes cadenas productivas puede crear una red de complejas interdependencias, que podría hacer que el sistema resultase muy vulnerable a las interrupciones. Similares colapsos y complejidades ya son bastante comunes en otros sistemas.

 

La principal defensa de la Economía Circular es el establecimiento de un símil con la naturaleza, explicando que en ella No hay residuos. Pero la naturaleza tampoco es perfecta. La enorme complejidad de los ecosistemas implica que un cambio en una variable (como la pérdida de biodiversidad) puede colapsar a todo el sistema.

En la práctica, las crisis económicas son buen ejemplo de que una cascada de acontecimientos puede arrasar con el complejo e interrelacionado sistema financiero, lo que a su vez afecta a muchos otros sectores.

 

Seguridad

Es imposible ignorar la realidad, de que el uso de los recursos se relaciona directa y fuertemente con las cuestiones ambientales y sociales. Si bien la aplicación de la Economía Circular tiene un gran potencial para reducir el daño ambiental, la relación exacta que existe entre la maximización de los beneficios y la minimización de los efectos sobre el Medio ambiente, no está clara.

Un gobierno que decida implantar la Economía Circular, debe ser capaz de imponer las políticas adecuadas, que permitan lograr un crecimiento económico, al tiempo que se reducen significativamente los impactos ambientales.

 

Conclusión

La circularidad es claramente una opción muy atractiva para el futuro. Sin embargo, la aplicación real de la Economía Circular requiere enfrentarse a algunos desafíos importantes. La integración de las industrias y la de los ciclos de vida conducirá a sistemas complejos, que podrían obstaculizar la competencia y dejar al sistema económico vulnerable a las interrupciones.

Pero lo más importante es que, la Economía Circular no sólo debe ser fuente de beneficios monetarios, sino que, tiene la necesidad de reducir los impactos ambientales, por lo que, como modelo, su aplicación requerirá mucho más que buena voluntad.

 

REDACCION/ECOTICIAS.COM