MenuSuscríbete

Los acantilados de Cala Comte ya están cerrados al tráfico para preservarla ambientalmente

Los acantilados de Cala Comte ya están cerrados al tráfico para preservarla ambientalmente

La Policía Local ha acordonado el acceso desde la carretera y la rotonda y, además, los operarios están colocando piedras de grandes dimensiones para impedir el paso de vehículos.

Los acantilados de Cala Comte ya están cerrados al tráfico para preservarla ambientalmente

Los acantilados de Cala Comte han quedado cerrados al tráfico, aunque el transporte público se reforzará a partir del 1 de junio, según ha anunciado el Ayuntamiento de Sant Josep (Ibiza).
La Policía Local ha acordonado el acceso desde la carretera y la rotonda y, además, los operarios están colocando piedras de grandes dimensiones para impedir el paso de vehículos.
Según ha informado el Ayuntamiento, se ha señalizado la carretera, prohibiéndose el aparcamiento y habilitándose una zona de estacionamiento para personas con movilidad reducida.
Desde el Consistorio han afirmado que con estas medidas se pone fin a la situación "caótica" que se vivía cada verano en esta zona de la costa y se recupera un espacio natural. "No recuerdo haber visto nunca esta playa así, ni en invierno ni en verano, y esta será la imagen habitual a partir de ahora. La vista que tendrán los visitantes cuando caminando accedan aquí, creo que será impagable", ha explicado el alcalde Josep Marí Ribas.
Asimismo, se han presentado los nuevos servicios de autobús gracias al proyecto 'Playa Conectada' que contempla un incremento de las frecuencias con Sant Antoni del 70 por ciento a partir del 1 de junio.
También se cubrirá con transporte público el servicio después de la puesta de sol. "Seguimos dando pasos hacia este cambio de modelo en el ámbito de la movilidad y también en establecer colaboraciones necesarias con distintos ayuntamientos", ha dicho el presidente insular, Vicent Torres, quien ha resaltado que las
diferentes actuaciones que se realizan en la costa se basan "en el respeto al entorno natural, al medio ambiente y a la seguridad de las personas".
La consellera de Movilidad, Pepa Marí, ha señalado que Cala Comte "es una playa emblemática con una de las puestas de sol por excelencia, por lo que queremos facilitar que la gente pueda venir en transporte público". Así, se cubrirá el servicio hasta las 21.45 horas y se irá adaptando en función del horario solar.
Esta semana habrá presencia policial de apoyo y también para informar a los usuarios de la playa, según el Ayuntamiento.

Los acantilados de Cala Comte han quedado cerrados al tráfico, aunque el transporte público se reforzará a partir del 1 de junio, según ha anunciado el Ayuntamiento de Sant Josep (Ibiza).

La Policía Local ha acordonado el acceso desde la carretera y la rotonda y, además, los operarios están colocando piedras de grandes dimensiones para impedir el paso de vehículos.

Según ha informado el Ayuntamiento, se ha señalizado la carretera, prohibiéndose el aparcamiento y habilitándose una zona de estacionamiento para personas con movilidad reducida.

Desde el Consistorio han afirmado que con estas medidas se pone fin a la situación "caótica" que se vivía cada verano en esta zona de la costa y se recupera un espacio natural. "No recuerdo haber visto nunca esta playa así, ni en invierno ni en verano, y esta será la imagen habitual a partir de ahora. La vista que tendrán los visitantes cuando caminando accedan aquí, creo que será impagable", ha explicado el alcalde Josep Marí Ribas.

Asimismo, se han presentado los nuevos servicios de autobús gracias al proyecto 'Playa Conectada' que contempla un incremento de las frecuencias con Sant Antoni del 70 por ciento a partir del 1 de junio.

También se cubrirá con transporte público el servicio después de la puesta de sol. "Seguimos dando pasos hacia este cambio de modelo en el ámbito de la movilidad y también en establecer colaboraciones necesarias con distintos ayuntamientos", ha dicho el presidente insular, Vicent Torres, quien ha resaltado que las

diferentes actuaciones que se realizan en la costa se basan "en el respeto al entorno natural, al medio ambiente y a la seguridad de las personas".

La consellera de Movilidad, Pepa Marí, ha señalado que Cala Comte "es una playa emblemática con una de las puestas de sol por excelencia, por lo que queremos facilitar que la gente pueda venir en transporte público". Así, se cubrirá el servicio hasta las 21.45 horas y se irá adaptando en función del horario solar.

Esta semana habrá presencia policial de apoyo y también para informar a los usuarios de la playa, según el Ayuntamiento.

ep