MenuSuscríbete

El MAPAMA destina 16,3 millones de euros al desarrollo de planes medioambientales y a la lucha contra el cambio climático

El MAPAMA destina 16,3 millones de euros al desarrollo de planes medioambientales y a la lucha contra el cambio climático

De este total, más de 10,4 millones se orientarán a sufragar distintas iniciativas enmarcadas en los Planes de Impulso al Medio Ambiente: PIMA Residuos, PIMA Adapta Costas y PIMA Adapta Ecosistemas.

El MAPAMA destina 16,3 millones de euros al desarrollo de planes medioambientales y a la lucha contra el cambio climático

A propuesta del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA), el Consejo de Ministros ha acordado la distribución, entre las Comunidades Autónomas, de un total de 16.389.340 euros que se destinarán al desarrollo de planes medioambientales y a la lucha contra el cambio climático, conforme a los preceptos del Acuerdo de París.
De este total, más de 10,4 millones se orientarán a sufragar distintas iniciativas enmarcadas en los Planes de Impulso al Medio Ambiente: PIMA Residuos, PIMA Adapta Costas y PIMA Adapta Ecosistemas.
HACIA UNA GESTIÓN MÁS SOSTENIBLE DE LOS RESIDUOS
Con una dotación de 4,9 millones, el PIMA Residuos impulsa distintas acciones que tienen por objeto reducir las emisiones de efecto invernadero y avanzar en el cumplimiento de la legislación en materia de residuos (Ley de Residuos y Suelos Contaminados, y Plan Estatal Marco de Gestión de Residuos), así como en los objetivos vinculados al fomento de las energías renovables, definiendo tres líneas de acción: Residuos-Compost, para fomentar la recogida separada de biorresiduos y el compostaje; Residuos-Aceites, para promover la recogida separada de aceites de cocina domésticos y destinarlos a la producción de biocombustible en el sector del transporte; y Residuos-Biogás, para incentivar su generación y utilización eficiente.
Por su parte, la implementación del Plan Estatal Marco de Residuos (2016-2022) contará con una aportación de 1,5 millones de euros y la adecuación de los puntos limpios a la nueva normativa de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónico (RAEEs), con 371.000 euros, estableciendo el MAPAMA una línea de colaboración específica con las CCAA para que lleven a cabo proyectos subvencionables de mejora de las instalaciones de puntos limpios, así como de sellados geomorfológicos experimentales en vertederos de residuos de la construcción y demolición, contribuyendo a atenuar la degradación de los ecosistemas y a integrar estos vertederos desde el punto de vista paisajístico, haciéndolos funcionales desde la dimensión ecológica
En el caso de PIMA Adapta Costas, con 3 millones de fondos, tiene por objeto adaptar la costa española a los efectos del cambio climático, contemplando actividades que van desde la generación y recopilación de información de datos georreferenciados sobre recursos hasta los usos del territorio y actividades vulnerables al cambio climático en la costa de cada Comunidad Autónoma, así como la evaluación de riesgos y elaboración de planes de adaptación de los terrenos de dominio público marítimo-terrestre adscritos a las CCAA y estructuras construidas sobre ellos.
Por su parte, el PIMA Ecosistemas, al que se destinan 2,5 millones, fomentará medidas que garanticen que los bosques, la superficie agrícola y los pastizales sean menos vulnerables y más resilientes a las condiciones climáticas futuras.
PRESERVACIÓN DEL PATRIMONIO NATURAL
Para actuaciones de conservación del patrimonio natural y la biodiversidad se destinarán cerca de 1,1 millones de euros, que se centrarán fundamentalmente en prevenir los daños a la ganadería por parte de grandes carnívoros (oso pardo, lobo ibérico y lince ibérico), así como en el desarrollo de proyectos de reintroducción de especies silvestres con fines de conservación, contribuyendo igualmente al desarrollo de proyectos LIFE.
Asimismo, las áreas de influencia socioeconómica de los Parques Nacionales recibirán 3 millones para promocionar su desarrollo sostenible. Se trata de 169 municipios que tendrán la oportunidad de mejorar su desarrollo socioeconómico gracias a sinergias en campos de actividad vinculados fundamentalmente al turismo y a las infraestructuras rurales, pudiendo resultar beneficiadas las administraciones locales, las empresas y los particulares de la zona.
HACIA UN COMERCIO DE EMISIONES EFICIENTE
En otro orden de cosas, el MAPAMA, durante la celebración del décimo aniversario del Partenariado Internacional de Acción de Carbono (ICAP), ha suscrito su compromiso en la lucha contra el cambio climático y el sistema de comercio de derechos de emisión confirmando así, una vez más, su pretensión de seguir trabajando para disponer de sistemas de comercio de emisiones eficientes y comparables en términos de reducción de emisiones y de integridad ambiental que permitan cumplir los objetivos del Acuerdo de París y, por tanto, avanzar hacia economías bajas en carbono.
ICAP cuenta actualmente con 31 miembros y 4 observadores de jurisdicciones nacionales, subnacionales y supranacionales de cuatro continentes, habiéndose convertido en un foro de referencia para el intercambio de conocimientos y experiencias entre sus miembros.
La previsión es que, a finales del presente año, se cuente con 19 sistemas de comercio de emisiones en el mundo, incluyendo a China, el mayor emisor a nivel global, lo que implicará que casi la mitad de la economía mundial cuente con un sistema de comercio de emisiones.
Desde el año 2005 España forma parte del sistema europeo de comercio de derechos de emisión, incluyendo bajo su alcance cerca de 900 instalaciones industriales y 30 operadores aéreos que, en su conjunto, representan aproximadamente el 40% del total de las emisiones de gases de efecto invernadero.
Cabe señalar que, el pasado año, las emisiones se redujeron en un 38% respecto a 2005, siendo muy elevado el nivel de cumplimiento de los participantes.

A propuesta del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA), el Consejo de Ministros ha acordado la distribución, entre las Comunidades Autónomas, de un total de 16.389.340 euros que se destinarán al desarrollo de planes medioambientales y a la lucha contra el cambio climático, conforme a los preceptos del Acuerdo de París.

De este total, más de 10,4 millones se orientarán a sufragar distintas iniciativas enmarcadas en los Planes de Impulso al Medio Ambiente: PIMA Residuos, PIMA Adapta Costas y PIMA Adapta Ecosistemas.

HACIA UNA GESTIÓN MÁS SOSTENIBLE DE LOS RESIDUOS

Con una dotación de 4,9 millones, el PIMA Residuos impulsa distintas acciones que tienen por objeto reducir las emisiones de efecto invernadero y avanzar en el cumplimiento de la legislación en materia de residuos (Ley de Residuos y Suelos Contaminados, y Plan Estatal Marco de Gestión de Residuos), así como en los objetivos vinculados al fomento de las energías renovables, definiendo tres líneas de acción: Residuos-Compost, para fomentar la recogida separada de biorresiduos y el compostaje; Residuos-Aceites, para promover la recogida separada de aceites de cocina domésticos y destinarlos a la producción de biocombustible en el sector del transporte; y Residuos-Biogás, para incentivar su generación y utilización eficiente.

Por su parte, la implementación del Plan Estatal Marco de Residuos (2016-2022) contará con una aportación de 1,5 millones de euros y la adecuación de los puntos limpios a la nueva normativa de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónico (RAEEs), con 371.000 euros, estableciendo el MAPAMA una línea de colaboración específica con las CCAA para que lleven a cabo proyectos subvencionables de mejora de las instalaciones de puntos limpios, así como de sellados geomorfológicos experimentales en vertederos de residuos de la construcción y demolición, contribuyendo a atenuar la degradación de los ecosistemas y a integrar estos vertederos desde el punto de vista paisajístico, haciéndolos funcionales desde la dimensión ecológica

En el caso de PIMA Adapta Costas, con 3 millones de fondos, tiene por objeto adaptar la costa española a los efectos del cambio climático, contemplando actividades que van desde la generación y recopilación de información de datos georreferenciados sobre recursos hasta los usos del territorio y actividades vulnerables al cambio climático en la costa de cada Comunidad Autónoma, así como la evaluación de riesgos y elaboración de planes de adaptación de los terrenos de dominio público marítimo-terrestre adscritos a las CCAA y estructuras construidas sobre ellos.

Por su parte, el PIMA Ecosistemas, al que se destinan 2,5 millones, fomentará medidas que garanticen que los bosques, la superficie agrícola y los pastizales sean menos vulnerables y más resilientes a las condiciones climáticas futuras.

PRESERVACIÓN DEL PATRIMONIO NATURAL

Para actuaciones de conservación del patrimonio natural y la biodiversidad se destinarán cerca de 1,1 millones de euros, que se centrarán fundamentalmente en prevenir los daños a la ganadería por parte de grandes carnívoros (oso pardo, lobo ibérico y lince ibérico), así como en el desarrollo de proyectos de reintroducción de especies silvestres con fines de conservación, contribuyendo igualmente al desarrollo de proyectos LIFE.

Asimismo, las áreas de influencia socioeconómica de los Parques Nacionales recibirán 3 millones para promocionar su desarrollo sostenible. Se trata de 169 municipios que tendrán la oportunidad de mejorar su desarrollo socioeconómico gracias a sinergias en campos de actividad vinculados fundamentalmente al turismo y a las infraestructuras rurales, pudiendo resultar beneficiadas las administraciones locales, las empresas y los particulares de la zona.

HACIA UN COMERCIO DE EMISIONES EFICIENTE

En otro orden de cosas, el MAPAMA, durante la celebración del décimo aniversario del Partenariado Internacional de Acción de Carbono (ICAP), ha suscrito su compromiso en la lucha contra el cambio climático y el sistema de comercio de derechos de emisión confirmando así, una vez más, su pretensión de seguir trabajando para disponer de sistemas de comercio de emisiones eficientes y comparables en términos de reducción de emisiones y de integridad ambiental que permitan cumplir los objetivos del Acuerdo de París y, por tanto, avanzar hacia economías bajas en carbono.

ICAP cuenta actualmente con 31 miembros y 4 observadores de jurisdicciones nacionales, subnacionales y supranacionales de cuatro continentes, habiéndose convertido en un foro de referencia para el intercambio de conocimientos y experiencias entre sus miembros.

La previsión es que, a finales del presente año, se cuente con 19 sistemas de comercio de emisiones en el mundo, incluyendo a China, el mayor emisor a nivel global, lo que implicará que casi la mitad de la economía mundial cuente con un sistema de comercio de emisiones.

Desde el año 2005 España forma parte del sistema europeo de comercio de derechos de emisión, incluyendo bajo su alcance cerca de 900 instalaciones industriales y 30 operadores aéreos que, en su conjunto, representan aproximadamente el 40% del total de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Cabe señalar que, el pasado año, las emisiones se redujeron en un 38% respecto a 2005, siendo muy elevado el nivel de cumplimiento de los participantes.