MenuSuscríbete

Ecologistas en Acción asegura que el río Cega ha perdido el 40% de su caudal en los últimos 20 años

Ecologistas en Acción asegura que el río Cega ha perdido el 40% de su caudal en los últimos 20 años

En un comunicado recogido por Europa Press, la agrupación ecologista advierte de los problemas de calidad y de caudal en las aguas del río Cega y se opone al proyecto de recarga del acuífero del Carracillo con aguas del río Cega que, han recordado, "fue presentado, en su día, como una obra que permitiría la recuperación ambiental de las aguas subterráneas de la zona, que estaban esquilmadas y contaminadas por los regadíos".

Ecologistas en Acción asegura que el río Cega ha perdido el 40% de su caudal en los últimos 20 años

Ecologistas en Acción ha asegurado que la Confederación Hidrográfica del Duero "calcula" que el río Cega ha perdido el 40 por ciento de su caudal en los últimos 20 años, por lo que reclaman que se deniegue la autorización para la ampliación de las tomas de agua solicitadas por los regantes de la comunidad de El Carracillo, en el norte de Segovia.
En un comunicado recogido por Europa Press, la agrupación ecologista advierte de los problemas de calidad y de caudal en las aguas del río Cega y se opone al proyecto de recarga del acuífero del Carracillo con aguas del río Cega que, han recordado, "fue presentado, en su día, como una obra que permitiría la recuperación ambiental de las aguas subterráneas de la zona, que estaban esquilmadas y contaminadas por los regadíos".
Sin embargo, consideran que "18 años después" la realidad ha sido bien distinta y que "los problemas de contaminación por nitratos y arsénico en el acuífero se han seguido agravando y la mala calidad de esas aguas hace que ésta ya no pueda ser utilizada para el abastecimiento doméstico".
Ecologistas cita un "reciente informe, elaborado a raíz de las quejas presentadas por los pueblos situados en el tramo bajo del Cega", en el que el la Confederación Hidrográfica del Duero reconocía "un fuerte descenso de los volúmenes anuales de agua que aporta el río", pues se estima esa reducción en un 40 por ciento en los últimos 20 años.
Además, han explicado que, en 1999, cuando los regantes de El Carracillo, solicitaron y obtuvieron su primera autorización para el uso de las aguas del río Cega, la concesión fue otorgada con dos condiciones que limitan el impacto en el río hasta un caudal mínimo de 6.898 litros /segundo y que las derivaciones de agua se realizarían únicamente entre el 1 de enero y el 30 de abril.
La concesión ahora solicitada, según EA, "pretende reducir, aún en mayor medida, las salvaguardas que protegen el río y a sus usuarios aguas abajo de la toma", pues se solicita que el caudal mínimo a respetar se reduzca hasta los 610 litros/segundo y se pretende que el periodo en el que se realizarían las derivaciones de agua se amplíe en dos meses de diciembre a mayo. "Según los cálculos de la Dirección General de Medio Natural de la Junta de Castilla y León, el cambio de concesión solicitado permitiría a los regantes multiplicar por 10 ó por 20 la cantidad de agua tomada del río", han precisado.
Para Ecologistas en Acción de Segovia y las organizaciones agrupadas en la Red Ambientalista Segoviana (RAS), el reto de los regantes de El Carracillo debería ser "lograr una agricultura sostenible en una cuenca que ha perdido una parte sustancial de sus recursos hídricos y que, por efecto del cambio climático, perderá aún más en el futuro".
Sin embargo, los regantes del Carracillo, "lejos de plantearse la insostenibilidad de su modelo, piden más agua y menos limitaciones" mientras "todos los indicadores revelan que su incapacidad para reconocer y respetar los límites puede conducir a la ruina de la propia actividad agrícola".
"Paradójicamente, quienes acusan a las organizaciones vecinales y ambientales opuestas a la ampliación de las concesiones de agua de atacar la agricultura de regadío son, en realidad, sus mayores enemigos", han aseverado las mismas fuentes.
La Comunidad de regantes del Carracillo, en opinión de los Ecologistas, debe hacer un uso del agua "acorde a las delicadas circunstancias de los acuíferos locales y del río Cega", y las administraciones públicas --CHD y Junta de Castilla y León-- "deben velar por que así sea".

Ecologistas en Acción ha asegurado que la Confederación Hidrográfica del Duero "calcula" que el río Cega ha perdido el 40 por ciento de su caudal en los últimos 20 años, por lo que reclaman que se deniegue la autorización para la ampliación de las tomas de agua solicitadas por los regantes de la comunidad de El Carracillo, en el norte de Segovia.

En un comunicado recogido por Europa Press, la agrupación ecologista advierte de los problemas de calidad y de caudal en las aguas del río Cega y se opone al proyecto de recarga del acuífero del Carracillo con aguas del río Cega que, han recordado, "fue presentado, en su día, como una obra que permitiría la recuperación ambiental de las aguas subterráneas de la zona, que estaban esquilmadas y contaminadas por los regadíos".

Sin embargo, consideran que "18 años después" la realidad ha sido bien distinta y que "los problemas de contaminación por nitratos y arsénico en el acuífero se han seguido agravando y la mala calidad de esas aguas hace que ésta ya no pueda ser utilizada para el abastecimiento doméstico".

Ecologistas cita un "reciente informe, elaborado a raíz de las quejas presentadas por los pueblos situados en el tramo bajo del Cega", en el que el la Confederación Hidrográfica del Duero reconocía "un fuerte descenso de los volúmenes anuales de agua que aporta el río", pues se estima esa reducción en un 40 por ciento en los últimos 20 años.

Además, han explicado que, en 1999, cuando los regantes de El Carracillo, solicitaron y obtuvieron su primera autorización para el uso de las aguas del río Cega, la concesión fue otorgada con dos condiciones que limitan el impacto en el río hasta un caudal mínimo de 6.898 litros /segundo y que las derivaciones de agua se realizarían únicamente entre el 1 de enero y el 30 de abril.

La concesión ahora solicitada, según EA, "pretende reducir, aún en mayor medida, las salvaguardas que protegen el río y a sus usuarios aguas abajo de la toma", pues se solicita que el caudal mínimo a respetar se reduzca hasta los 610 litros/segundo y se pretende que el periodo en el que se realizarían las derivaciones de agua se amplíe en dos meses de diciembre a mayo. "Según los cálculos de la Dirección General de Medio Natural de la Junta de Castilla y León, el cambio de concesión solicitado permitiría a los regantes multiplicar por 10 ó por 20 la cantidad de agua tomada del río", han precisado.

Para Ecologistas en Acción de Segovia y las organizaciones agrupadas en la Red Ambientalista Segoviana (RAS), el reto de los regantes de El Carracillo debería ser "lograr una agricultura sostenible en una cuenca que ha perdido una parte sustancial de sus recursos hídricos y que, por efecto del cambio climático, perderá aún más en el futuro".

Sin embargo, los regantes del Carracillo, "lejos de plantearse la insostenibilidad de su modelo, piden más agua y menos limitaciones" mientras "todos los indicadores revelan que su incapacidad para reconocer y respetar los límites puede conducir a la ruina de la propia actividad agrícola".

"Paradójicamente, quienes acusan a las organizaciones vecinales y ambientales opuestas a la ampliación de las concesiones de agua de atacar la agricultura de regadío son, en realidad, sus mayores enemigos", han aseverado las mismas fuentes.

La Comunidad de regantes del Carracillo, en opinión de los Ecologistas, debe hacer un uso del agua "acorde a las delicadas circunstancias de los acuíferos locales y del río Cega", y las administraciones públicas --CHD y Junta de Castilla y León-- "deben velar por que así sea".

ep