MenuSuscríbete

Glifosato: la UE vuelve a denegar la renovación de la licencia

Glifosato: la UE vuelve a denegar la renovación de la licencia

“Tras 18 meses de tensas discusiones, varias votaciones infructuosas y cruce de todo tipo de acusaciones, dentro y fuera del Parlamento Europeo, los eurodiputados siguen sin ponerse de acuerdo, acerca de la renovación de la licencia, que permitiría seguir aplicando glifosato en la UE.”

Glifosato: la UE vuelve a denegar la renovación de la licencia

Se acaba el tiempo

Se vienen barajando varias opciones en cuanto a la dichosa renovación, dado que la licencia actual expira el 15/12. Comenzaron con la propuesta de hacerlo por 15 años, luego ésta fue rebajada a 10 y la última votación, que no alcanzó la mayoría necesaria, era por tan solo 5 años.

Esta reducción de las exigencias se debería a un acuerdo entre la Comisión Europea y el Parlamento, dado que este último, a finales de octubre pasado, solicitó que el glifosato fuese completamente prohibido en todos los países miembros de la UE, de aquí a un lustro.

 

División interna

Los acuerdos de este tipo, según el reglamento del Parlamento Europeo, requieren lo que se denomina “mayoría cualificada”, es decir que el 55% de los países miembros (16, de los 28) tiene que votar por esta propuesta, pero, además, esos votos deben ser representativos, de al menos un 65% de los ciudadanos del bloque.

Por ahora los países que han votado a favor, entre los que se cuenta España, Estonia, República Checa Eslovenia, Irlanda, Dinamarca, Países Bajos y Reino Unido, son la mitad de los que integran la UE, es decir 14.

 

Estas mismas naciones son las que vienen presionando, para que se continúe con la aplicación del glifosato, pero hasta ahora contaban con el apoyo de Polonia y de Rumania, que en la última votación se abstuvieron.

El caso de España es uno de los más sonados, puesto que la posición del país no solo fue de absoluto apoyo a un producto “probablemente cancerígeno” y que afecta nocivamente al Medio Ambiente, sino que una de sus propuestas, apuntaba a conceder la renovación sin tiempo de caducidad.

 

Francia explicó que si se redujera el límite a menos de cinco años apoyaría la propuesta, pero solo con el fin de darles tiempo a sus cultivadores de quitar el herbicida de forma paulatina, de sus campos. Al no conseguir que se aceptase esa rebaja de tiempo votó en contra, junto a Grecia, Croacia, Luxemburgo, Austria, Italia, Bélgica y Malta

En Alemania se están llevando a cabo sendas conversaciones con el fin de formar una coalición gubernamental y tener una posición única (contando con el apoyo del Partido verde), por lo que en esta ocasión prefirió abstenerse, al igual que las citadas Polonia y Rumania, Portugal y Bulgaria.

 

Ante la imposibilidad de que se llegue a un acuerdo, las presiones de las empresas que emplean el glifosato, especialmente de Monsanto (ver: Glifosato: defenestraciones, sobornos e indecisión) y la inminencia de la expiración de la licencia, la Comisión ha pedido una nueva votación para el próximo 22 de noviembre.

 

Inmediatas repercusiones

Carole Dieschbourg, la ministra de Medio Ambiente de Luxemburgo, se contó entre las primeras en aplaudir el resultado, mediante un comentario en Twitter, en el que dejaba claro que su país había votado en contra y que. la desaparición del glifosato sería una excelente medida para la salud de los ciudadanos europeos y la de su Medio Ambiente.

 

Bart Staes, eurodiputado del partido Verde, confía en que, la Comisión se dé cuenta que ya es hora de poner manos a la obra, para que, prestando oídos a lo que dice le Parlamento Europeo, se comience la necesaria transición hacia el glifosato cero, en toda la UE.

 

REDACCION/ECOTICIAS.COM