MenuSuscríbete

Lecciones que NO hay que olvidar de los incendios forestales

Lecciones que NO hay que olvidar de los incendios forestales

El delegado ha señalado "el valor de la cooperación, de la solidaridad y generosidad entre administraciones, instituciones y países. Un valor del que a veces se habla poco, y que es fundamental. En Andalucía somos conscientes de ello, y así lo hemos demostrado cuando ha llegado el caso, como desgraciadamente ocurrió con las tragedias que se vivieron en Portugal y Yeste (Albacete)".

Lecciones que NO hay que olvidar de los incendios forestales

El delegado de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía en Córdoba, Francisco de Paula Algar, ha inaugurado este miércoles en el Rectorado de la Universidad de Córdoba (UCO) el taller 'Lecciones aprendidas en los incendios forestales', que reúne experiencias en la gestión de la prevención y extinción de estos fuegos.
Según ha indicado la Junta de Andalucía, la importancia de este taller radica en que sobre la base de las experiencias vividas por los dispositivos de prevención y extinción de incendios forestales de las comunidades autónomas y de la Administración del Estado, es posible intercambiar los resultados y consecuencias derivadas del análisis de los procedimientos operacionales acordados, lo que permite el avance continuado en el conocimiento de la compleja realidad de la prevención y extinción de los incendios forestales.
El delegado ha señalado "el valor de la cooperación, de la solidaridad y generosidad entre administraciones, instituciones y países. Un valor del que a veces se habla poco, y que es fundamental. En Andalucía somos conscientes de ello, y así lo hemos demostrado cuando ha llegado el caso, como desgraciadamente ocurrió con las tragedias que se vivieron en Portugal y Yeste (Albacete)".
Durante su intervención, Algar ha destacado la "labor de las personas que han participado en la campaña del Infoca, porque con sus esfuerzos y dedicación hemos logrado hacer frente a todas las difíciles situaciones que se nos han presentado este año".
"Ellos, con su eficacia y capacitación, han evitado que el fuego acabara con la ilusión de muchos andaluces y andaluzas, y son los principales responsables de que nuestro rico patrimonio natural haya sobrevivido", ha continuado el delegado.
AÑO ESPECIALMENTE COMPLICADO
Algar ha señalado que 2017 ha sido un año "especialmente complicado" por las "extraordinarias condiciones climatológicas que hemos sufrido, con elevadas temperaturas y escasez de lluvias, que han provocado un gran estrés hídrico en la vegetación y que ha incidido en un mayor riesgo para la declaración y propagación de incendios".
Durante esta campaña de extinción de incendios forestales, se han contabilizado en Andalucía un total de 912 siniestros, de los que 717 (78,62%) quedaron reducidos a conatos.
Algar se ha referido a los cinco grandes incendios en territorio andaluz como los de Las Peñuelas, en el término municipal de Moguer (Huelva); Minas de Riotinto, Huelva; Segura de la Sierra, Jaén; La Granada de Riotinto, Huelva, y Almadén de la Plata, Sevilla. En total se han visto afectadas 15.345 hectáreas de terreno forestal en toda Andalucía.
En cuanto al número de horas de extinción trabajadas por el personal de tierra hasta el 30 de septiembre han aumentado respecto al mismo periodo del año anterior, pasando de 14.146, en 2016, a 21.852 en 2017; mientras que las de los medios aéreos sumaron 1.479 en 2017 frente a las 800 de la pasada campaña.
Para Algar, "las cifras son elocuentes y hablan de un enorme trabajo de todo el dispositivo, que no solo se limita a la extinción, sino que abarca también otras facetas como la prevención, la investigación y el análisis. Una labor que debemos estudiar y compartir, y de la podamos que sacar conclusiones con las que todos logremos aprender".

El delegado de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía en Córdoba, Francisco de Paula Algar, ha inaugurado este miércoles en el Rectorado de la Universidad de Córdoba (UCO) el taller 'Lecciones aprendidas en los incendios forestales', que reúne experiencias en la gestión de la prevención y extinción de estos fuegos.

Según ha indicado la Junta de Andalucía, la importancia de este taller radica en que sobre la base de las experiencias vividas por los dispositivos de prevención y extinción de incendios forestales de las comunidades autónomas y de la Administración del Estado, es posible intercambiar los resultados y consecuencias derivadas del análisis de los procedimientos operacionales acordados, lo que permite el avance continuado en el conocimiento de la compleja realidad de la prevención y extinción de los incendios forestales.

El delegado ha señalado "el valor de la cooperación, de la solidaridad y generosidad entre administraciones, instituciones y países. Un valor del que a veces se habla poco, y que es fundamental. En Andalucía somos conscientes de ello, y así lo hemos demostrado cuando ha llegado el caso, como desgraciadamente ocurrió con las tragedias que se vivieron en Portugal y Yeste (Albacete)".

Durante su intervención, Algar ha destacado la "labor de las personas que han participado en la campaña del Infoca, porque con sus esfuerzos y dedicación hemos logrado hacer frente a todas las difíciles situaciones que se nos han presentado este año".

"Ellos, con su eficacia y capacitación, han evitado que el fuego acabara con la ilusión de muchos andaluces y andaluzas, y son los principales responsables de que nuestro rico patrimonio natural haya sobrevivido", ha continuado el delegado.

AÑO ESPECIALMENTE COMPLICADO

Algar ha señalado que 2017 ha sido un año "especialmente complicado" por las "extraordinarias condiciones climatológicas que hemos sufrido, con elevadas temperaturas y escasez de lluvias, que han provocado un gran estrés hídrico en la vegetación y que ha incidido en un mayor riesgo para la declaración y propagación de incendios".

Durante esta campaña de extinción de incendios forestales, se han contabilizado en Andalucía un total de 912 siniestros, de los que 717 (78,62%) quedaron reducidos a conatos.

Algar se ha referido a los cinco grandes incendios en territorio andaluz como los de Las Peñuelas, en el término municipal de Moguer (Huelva); Minas de Riotinto, Huelva; Segura de la Sierra, Jaén; La Granada de Riotinto, Huelva, y Almadén de la Plata, Sevilla. En total se han visto afectadas 15.345 hectáreas de terreno forestal en toda Andalucía.

En cuanto al número de horas de extinción trabajadas por el personal de tierra hasta el 30 de septiembre han aumentado respecto al mismo periodo del año anterior, pasando de 14.146, en 2016, a 21.852 en 2017; mientras que las de los medios aéreos sumaron 1.479 en 2017 frente a las 800 de la pasada campaña.

Para Algar, "las cifras son elocuentes y hablan de un enorme trabajo de todo el dispositivo, que no solo se limita a la extinción, sino que abarca también otras facetas como la prevención, la investigación y el análisis. Una labor que debemos estudiar y compartir, y de la podamos que sacar conclusiones con las que todos logremos aprender".

ep