MenuSuscríbete

La ONU preservará la salud contra los riesgos medioambientales

La ONU preservará la salud contra los riesgos medioambientales

El acuerdo, firmado por ambos organismos en Nairobi (Kenia), se centrará en la lucha contra los efectos derivados de la contaminación atmosférica, el cambio climático o las resistencias a antibióticos, entre otros temas, al tiempo que busca mejorar la gestión de residuos y productos químicos, la calidad del agua y los problemas derivados de la alimentación.

La ONU preservará la salud contra los riesgos medioambientales

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA, en sus siglas en inglés) han firmado una nueva colaboración para acelerar sus acciones conjuntas para frenar los riesgos para la salud atribuibles a factores medioambientales, que causan cada año unos 12,6 millones de muertes anuales.
El acuerdo, firmado por ambos organismos en Nairobi (Kenia), se centrará en la lucha contra los efectos derivados de la contaminación atmosférica, el cambio climático o las resistencias a antibióticos, entre otros temas, al tiempo que busca mejorar la gestión de residuos y productos químicos, la calidad del agua y los problemas derivados de la alimentación.
"Hay una necesidad urgente de que estas dos agencias colaboren más estrechamente para abordar las amenazas críticas de la sostenibilidad ambiental y el clima, que son los cimientos de la vida en este planeta", ha destacado Erik Solheim, director ejecutivo de PNUMA.
Por su parte, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha recordado que la salud está directamente relacionada con la salud del entorno en el que uno vive. "Juntos, los riesgos del aire, el agua y los productos químicos matan a más de 12,6 millones de personas al año. Y esto no debe seguir así", ha resaltado.
La mayoría de estas muertes tienen lugar en Asia, África y América Latina, donde la contaminación ambiental tiene su mayor coste en salud.
Con esta nueva colaboración se crea un marco más sistemático para la investigación conjunta, el desarrollo de herramientas y orientación, la creación de capacidades, el seguimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, las asociaciones mundiales y regionales, y el apoyo a los foros regionales de salud y medio ambiente.
Además, las dos agencias desarrollarán un programa de trabajo conjunto y llevarán a cabo una reunión anual de alto nivel para evaluar los avances conseguidos e impulsar recomendaciones para una colaboración continua.
El mes pasado, bajo el tema general 'Hacia un planeta libre de contaminación', la Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEA), que convoca a los ministros del ramo de todo el mundo, adoptó una resolución sobre Medio Ambiente y Salud y solicitó a todos los organismos implicados a poner en marcha un plan específico anticontaminación.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA, en sus siglas en inglés) han firmado una nueva colaboración para acelerar sus acciones conjuntas para frenar los riesgos para la salud atribuibles a factores medioambientales, que causan cada año unos 12,6 millones de muertes anuales.

El acuerdo, firmado por ambos organismos en Nairobi (Kenia), se centrará en la lucha contra los efectos derivados de la contaminación atmosférica, el cambio climático o las resistencias a antibióticos, entre otros temas, al tiempo que busca mejorar la gestión de residuos y productos químicos, la calidad del agua y los problemas derivados de la alimentación.

"Hay una necesidad urgente de que estas dos agencias colaboren más estrechamente para abordar las amenazas críticas de la sostenibilidad ambiental y el clima, que son los cimientos de la vida en este planeta", ha destacado Erik Solheim, director ejecutivo de PNUMA.

Por su parte, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha recordado que la salud está directamente relacionada con la salud del entorno en el que uno vive. "Juntos, los riesgos del aire, el agua y los productos químicos matan a más de 12,6 millones de personas al año. Y esto no debe seguir así", ha resaltado.

La mayoría de estas muertes tienen lugar en Asia, África y América Latina, donde la contaminación ambiental tiene su mayor coste en salud.

Con esta nueva colaboración se crea un marco más sistemático para la investigación conjunta, el desarrollo de herramientas y orientación, la creación de capacidades, el seguimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, las asociaciones mundiales y regionales, y el apoyo a los foros regionales de salud y medio ambiente.

Además, las dos agencias desarrollarán un programa de trabajo conjunto y llevarán a cabo una reunión anual de alto nivel para evaluar los avances conseguidos e impulsar recomendaciones para una colaboración continua.

El mes pasado, bajo el tema general 'Hacia un planeta libre de contaminación', la Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEA), que convoca a los ministros del ramo de todo el mundo, adoptó una resolución sobre Medio Ambiente y Salud y solicitó a todos los organismos implicados a poner en marcha un plan específico anticontaminación.