MenuSuscríbete

Día Mundial de la Bicicleta: ¿porqué elegir una bicicleta eléctrica?

Día Mundial de la Bicicleta: ¿porqué elegir una bicicleta eléctrica?

“Con motivo del día mundial de la bicicleta, Ecoticias explica algunas de las ventajas que tienen las bicicletas eléctricas, sin dudas una nueva forma de desplazarse, que resulta sostenible y que no contamina el Medio Ambiente.”

Día Mundial de la Bicicleta: ¿porqué elegir una bicicleta eléctrica?

Mejoran la salud

La bicicleta eléctrica es muy funcional por lo que, si bien se puede pedalear y hacer ejercicio, si por ejemplo se presenta una carretera empinada, el conductor tiene la posibilidad de recurrir a la fuerza del motor para no cansarse demasiado.

Esta ventaja es la que hace que este tipo de bicicletas sea apto para todo público y que se recomiende su uso a personas que necesitan ejercitarse, pero no lo hacen de forma habitual. Tanto para quienes buscan un desplazamiento sin agobios, como para aquellos cuya edad no les permite grandes esfuerzos, la bicicleta eléctrica resulta de suma utilidad.

 

Reducen la huella de carbono

Según un estudio de la Federación Europea de Ciclistas, si el 10% de los viajeros de cada ciudad europea empleara la bicicleta como medio de transporte alternativo (en vez de conducir o coger el transporte público) se ahorraría una cantidad de CO2 similar a la que emiten 25,000 hogares cada año.

 

Ahorran dinero

Para poder montar en una bicicleta eléctrica no se requiere tener ningún tipo de licencia, ni de registro, ni de seguro. Ello implica que los costos de traslado son mucho menores, que si se emplea un vehículo convencional, que además de generar más gastos, contamina el Medio Ambiente.

En cuanto a la vida útil de las baterías que alimentan el motor de una bicicleta eléctrica, esta dependerá de la marca y el modelo, pero en general son de larga duración y a medida que la tecnología se desarrolle, seguirán bajando los tiempos de carga y aumentando la durabilidad.

 

Son más seguras

Siempre que se respeten las medidas de seguridad básicas, como son las de circular por los carriles habilitados, usar casco, no beber, no usar auriculares y atenerse a las normas de tráfico, una bicicleta eléctrica será segura. En cuanto a la velocidad, en Europa ésta está limitada a 25 km/h.

 

Una buena opción

Tanto si se quiere salir a pasear en familia, como si se opta por emplearla como medio de transporte habitual, para realizar las compras o ir al trabajo, la bicicleta eléctrica resultará una buena elección, con la tranquilidad de que es un medio de transporte sostenible y no emite ningún tipo de gases contaminantes.

banner especial formacion ambiental 2016