MenuSuscríbete

La Fiscalía mejorará la coordinación administrativa, penal y policial para luchar contra el uso del veneno en el campo

La Fiscalía mejorará la coordinación administrativa, penal y policial para luchar contra el uso del veneno en el campo

Así consta en la Memoria de la Fiscalía que recoge la actividad fiscal de 2016 y que ha sido presentada este martes con motivo de la apertura del año judicial.

La Fiscalía mejorará la coordinación administrativa, penal y policial para luchar contra el uso del veneno en el campo

La sección de Medio Ambiente y Urbanismo de la Fiscalía General del Estado mejorará la coordinación entre las vías administrativa y penal y entre los cuerpos policiales que investigan el uso del veneno para evitar "espacios de impunidad" en "tan perturbadora problemática" de la que apunta como responsables principales a cazadores, ganaderos y al sector agrícola.
Así consta en la Memoria de la Fiscalía que recoge la actividad fiscal de 2016 y que ha sido presentada este martes con motivo de la apertura del año judicial.
En el documento señala que para luchar contra el uso del veneno, quiere crear también un "cauce de comunicación directo" entre las distintas administraciones autonómicas y la Fiscalía por el que se conozcan los casos concretos que se deriven desde la vía administrativa a la vía judicial y su comunicación a los fiscales delegados provinciales para "unificar el tratamiento".
Además, la Memoria señala que se intentará acercar a las distintas Fuerzas Policiales la necesidad de involucrar a la figura del Fiscal Provincial en la lucha contra esta práctica, porque "todavía no es la manera habitual de actuar en algunas zonas de España".
El anuario destaca que el uso del veneno "en todo momento" ha revestido "gran interés" para la especialidad medioambiental, que se ha preocupado de poder tener "una visión global" del problema.
Así, ha analizado los objetivos que se persiguen usando veneno, sus beneficiarios y como se adquieren estas sustancias, ya que algunas de ellas tienen prohibida su comercialización como fitosanitarios o plaguicidas.
En ese sentido, la Fiscalía ve "trasfondo económico" y centra el uso del veneno en las manos de cazadores, ganaderos y agricultores. Recuerda que cebos envenenados son algún alimento común o cadáveres de animales impregnados de sustancias tóxicas y subraya que esa práctica es "el método más usado para acabar con determinados depredadores, siendo los sectores de la caza y de la ganadería aquellos en los que mayor repercusión tiene.
Tras su estudio, los fiscales han observado que el objetivo de su uso para los cazadores es matar carnívoros como el zorro, que consume especies cinegéticas; que los ganaderos pretenden evitar que los depredadores ataquen al ganado, sobre todo en época de paridera, (como los zorros, lobos) y "en menor medida" observa que también está implicado en este delito el sector agrícola para "proteger los cultivos" de los daños ocasionados por un gran número de animales desde aves a jabalíes.
La Fiscalía critica el tratamiento "desde la perspectiva administrativa" que dan "todas" las normativas autonómicas, que prohíben el uso del veneno con carácter general y considera necesario "actualizar" la Estrategia Nacional contra el uso ilegal de cebos envenenados en el medio natural, una vez transcurridos más de seis años de vigencia y así ha trasladado este interés a la Subdirección General de Medio Natural.

La sección de Medio Ambiente y Urbanismo de la Fiscalía General del Estado mejorará la coordinación entre las vías administrativa y penal y entre los cuerpos policiales que investigan el uso del veneno para evitar "espacios de impunidad" en "tan perturbadora problemática" de la que apunta como responsables principales a cazadores, ganaderos y al sector agrícola.

Así consta en la Memoria de la Fiscalía que recoge la actividad fiscal de 2016 y que ha sido presentada este martes con motivo de la apertura del año judicial.

En el documento señala que para luchar contra el uso del veneno, quiere crear también un "cauce de comunicación directo" entre las distintas administraciones autonómicas y la Fiscalía por el que se conozcan los casos concretos que se deriven desde la vía administrativa a la vía judicial y su comunicación a los fiscales delegados provinciales para "unificar el tratamiento".

Además, la Memoria señala que se intentará acercar a las distintas Fuerzas Policiales la necesidad de involucrar a la figura del Fiscal Provincial en la lucha contra esta práctica, porque "todavía no es la manera habitual de actuar en algunas zonas de España".

El anuario destaca que el uso del veneno "en todo momento" ha revestido "gran interés" para la especialidad medioambiental, que se ha preocupado de poder tener "una visión global" del problema.

Así, ha analizado los objetivos que se persiguen usando veneno, sus beneficiarios y como se adquieren estas sustancias, ya que algunas de ellas tienen prohibida su comercialización como fitosanitarios o plaguicidas.

En ese sentido, la Fiscalía ve "trasfondo económico" y centra el uso del veneno en las manos de cazadores, ganaderos y agricultores. Recuerda que cebos envenenados son algún alimento común o cadáveres de animales impregnados de sustancias tóxicas y subraya que esa práctica es "el método más usado para acabar con determinados depredadores, siendo los sectores de la caza y de la ganadería aquellos en los que mayor repercusión tiene.

Tras su estudio, los fiscales han observado que el objetivo de su uso para los cazadores es matar carnívoros como el zorro, que consume especies cinegéticas; que los ganaderos pretenden evitar que los depredadores ataquen al ganado, sobre todo en época de paridera, (como los zorros, lobos) y "en menor medida" observa que también está implicado en este delito el sector agrícola para "proteger los cultivos" de los daños ocasionados por un gran número de animales desde aves a jabalíes.

La Fiscalía critica el tratamiento "desde la perspectiva administrativa" que dan "todas" las normativas autonómicas, que prohíben el uso del veneno con carácter general y considera necesario "actualizar" la Estrategia Nacional contra el uso ilegal de cebos envenenados en el medio natural, una vez transcurridos más de seis años de vigencia y así ha trasladado este interés a la Subdirección General de Medio Natural.

ep

Especial Formacion 2017/2018