MenuSuscríbete

Castilla y León aborda en Bruselas la situación del lobo

Castilla y León aborda en Bruselas la situación del lobo

Según ha explicado el representante de la Junta, su presencia les sirvió para analizar el estado del lobo y, actualmente, están evaluando los resultados obtenidos durante el viaje, los que conocerá Suárez-Quiñones en Bruselas dentro de un mes.

Castilla y León aborda en Bruselas la situación del lobo

El consejero de Fomento y Medio Ambiente de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, se reunirá el 18 de diciembre en Bruselas con los expertos de la Comisión Europea que hace unos semanas visitaron la Comunidad para conocer la situación del lobo en la zona.
Según ha explicado el representante de la Junta, su presencia les sirvió para analizar el estado del lobo y, actualmente, están evaluando los resultados obtenidos durante el viaje, los que conocerá Suárez-Quiñones en Bruselas dentro de un mes.
El consejero ha explicado que la Administración castellanoleonesa es consciente de que la directiva que afecta al lobo "no va a cambiar", no obstante confía en obtener en ese encuentro "seguridad jurídica" a la hora de actuar.
Se trata, según sus palabras, de conseguir que haya "espacios de tranquilidad" a la hora de "interpretar" y de "manejar las densidades del lobo ahí donde no puede coexistir con la ganadería extensiva, que es un valor muy importante".
Suárez-Quiñones ha destacado que la Junta no lo ha hecho "tan mal" cuando el número de lobos ha pasado de 400 a 2.000, de ahí que haya insistido en que "se confíe" en la Administración autonómica a la hora de actuar para "la conservación de las especies" pero también para "conservar la ganadería extensiva".

El consejero de Fomento y Medio Ambiente de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, se reunirá el 18 de diciembre en Bruselas con los expertos de la Comisión Europea que hace unos semanas visitaron la Comunidad para conocer la situación del lobo en la zona.

Según ha explicado el representante de la Junta, su presencia les sirvió para analizar el estado del lobo y, actualmente, están evaluando los resultados obtenidos durante el viaje, los que conocerá Suárez-Quiñones en Bruselas dentro de un mes.

El consejero ha explicado que la Administración castellanoleonesa es consciente de que la directiva que afecta al lobo "no va a cambiar", no obstante confía en obtener en ese encuentro "seguridad jurídica" a la hora de actuar.

Se trata, según sus palabras, de conseguir que haya "espacios de tranquilidad" a la hora de "interpretar" y de "manejar las densidades del lobo ahí donde no puede coexistir con la ganadería extensiva, que es un valor muy importante".

Suárez-Quiñones ha destacado que la Junta no lo ha hecho "tan mal" cuando el número de lobos ha pasado de 400 a 2.000, de ahí que haya insistido en que "se confíe" en la Administración autonómica a la hora de actuar para "la conservación de las especies" pero también para "conservar la ganadería extensiva".

ep