MenuSuscríbete

Siguen buscando en Fuentes Carrionas (Palencia) a un oso, posiblemente herido, durante una cacería de jabalí

Siguen buscando en Fuentes Carrionas (Palencia) a un oso, posiblemente herido, durante una cacería de jabalí

El sábado, en el transcurso de la cacería celebrada en la Reserva Regional de Caza Fuentes Carrionas, se detectó la presencia de un oso pardo en las inmediaciones de los puestos de cazadores desde donde se habían realizado disparos. Ante la posibilidad de que pudiera haberse disparado sobre el oso, el celador responsable procedió a suspender la cacería.

Siguen buscando en Fuentes Carrionas (Palencia) a un oso, posiblemente herido, durante una cacería de jabalí

La Junta de Castilla y León mantiene la vigilancia en la zona de Fuentes Carrionas (Palencia) para localizar un oso posiblemente herido de manera accidental el sábado en el transcurso de una cacería de jabalí, según informan desde la Consejería de Fomento y Medio Ambiente a través de un comunicado remitido a Europa Press.
El sábado, en el transcurso de la cacería celebrada en la Reserva Regional de Caza Fuentes Carrionas, se detectó la presencia de un oso pardo en las inmediaciones de los puestos de cazadores desde donde se habían realizado disparos. Ante la posibilidad de que pudiera haberse disparado sobre el oso, el celador responsable procedió a suspender la cacería.
En la zona donde se avistó al oso se pudo localizar un rastro con manchas de sangre, por lo que se dio aviso al Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil, que tomó testimonio a los cazadores de los puestos más próximos.

La Junta de Castilla y León mantiene la vigilancia en la zona de Fuentes Carrionas (Palencia) para localizar un oso posiblemente herido de manera accidental el sábado en el transcurso de una cacería de jabalí, según informan desde la Consejería de Fomento y Medio Ambiente a través de un comunicado remitido a Europa Press.

El sábado, en el transcurso de la cacería celebrada en la Reserva Regional de Caza Fuentes Carrionas, se detectó la presencia de un oso pardo en las inmediaciones de los puestos de cazadores desde donde se habían realizado disparos. Ante la posibilidad de que pudiera haberse disparado sobre el oso, el celador responsable procedió a suspender la cacería.

En la zona donde se avistó al oso se pudo localizar un rastro con manchas de sangre, por lo que se dio aviso al Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil, que tomó testimonio a los cazadores de los puestos más próximos.

ep

Especial residuos y reciclaje 2017/2018