MenuSuscríbete

Bilbao emplea hormigón siderúrgico fabricado con escorias de acería como nuevo pavimento de la estación provisional de autobuses

Bilbao emplea hormigón siderúrgico fabricado con escorias de acería como nuevo pavimento de la estación provisional de autobuses

En concreto, los altos valores de resistencia que ha demostrado este material asegura un ciclo de vida útil superior al convencional.

Bilbao emplea hormigón siderúrgico fabricado con escorias de acería como nuevo pavimento de la estación provisional de autobuses

Este uso novedoso del hormigón siderúrgico se suma a las diversas urbanizaciones que el Ayuntamiento de Bilbao viene promoviendo en la que se están incluyendo elementos con altas prestaciones ambientales que incorporan en su fabricación materiales reciclados.
En concreto, los altos valores de resistencia que ha demostrado este material asegura un ciclo de vida útil superior al convencional. Las superficies de una estación de autobuses suponen el mejor campo de pruebas por las altas exigencias a las que están sometidas dado el tránsito constante de vehículos de gran tonelaje. Este tipo de hormigón tiene un alto grado de adherencia, propiedad a tener en cuenta para la prevención de deslizamientos y resbalones.
Además, las características de la formulación y su disposición a modo de plancha continua aseguran que las reparaciones que hubiera que hacer por causa de nuevas instalaciones no se apreciarán estéticamente respecto al material circundante.
Esta actuación ha sido posible por la existencia de una cadena de valor en el sector de la construcción, tanto por la existencia de material reciclado de calidad, como por la existencia de empresas dispuestas a utilizar este tipo de materiales.

Este uso novedoso del hormigón siderúrgico se suma a las diversas urbanizaciones que el Ayuntamiento de Bilbao viene promoviendo en la que se están incluyendo elementos con altas prestaciones ambientales que incorporan en su fabricación materiales reciclados.

En concreto, los altos valores de resistencia que ha demostrado este material asegura un ciclo de vida útil superior al convencional. Las superficies de una estación de autobuses suponen el mejor campo de pruebas por las altas exigencias a las que están sometidas dado el tránsito constante de vehículos de gran tonelaje. Este tipo de hormigón tiene un alto grado de adherencia, propiedad a tener en cuenta para la prevención de deslizamientos y resbalones.

Además, las características de la formulación y su disposición a modo de plancha continua aseguran que las reparaciones que hubiera que hacer por causa de nuevas instalaciones no se apreciarán estéticamente respecto al material circundante.

Esta actuación ha sido posible por la existencia de una cadena de valor en el sector de la construcción, tanto por la existencia de material reciclado de calidad, como por la existencia de empresas dispuestas a utilizar este tipo de materiales.