MenuSuscríbete

Andalucía y sus aguas residuales contaminantes

Andalucía y sus aguas residuales contaminantes

“Ecologistas en Acción denunció recientemente, que más de un tercio de las plantas de tratamiento de aguas residuales de Andalucía, no procesan correctamente los residuos y son una fuente de contaminación para el Medio Ambiente circundante y la salud de sus vecinos.”

Andalucía y sus aguas residuales contaminantes

Un estudio comprometido y comprometedor

Ecologistas en Acción hizo una investigación profunda del tema y descubrió que más de 60 centros violaban las regulaciones nacionales, a través de prácticas peligrosas para la salud de las personas y la del Medio Ambiente.

Se encontró que Estepona e Istán son los peores infractores de la Costa del Sol, junto con San Roque y Barbate en la Costa de la Luz y la planta de Pradollano ubicada en la estación de esquí de Sierra Nevada.

El grupo ambientalista publicó sus conclusiones, después de examinar 12.000 muestras de agua recogidas en y cerca de las plantas, entre 2013 y 2015, algunas de las cuales mostraron altos niveles de contaminación.

También comprobó que varias aguas contaminadas se estaban derramando en áreas protegidas, lejos de los sitios de generación y tratamiento, con lo que se incumplía de forma flagrante con las leyes de protección del Medio Ambiente y se perjudicaban los ecosistemas y la biodiversidad.

Además, se descubrió que a pesar de las promesas de inminencia del comienzo de obras y de contar con la financiación para realizarlas, el 62% de los proyectos destinados a mejorar las plantas y que datan de 2010, todavía no ha comenzado.

Multas para todos los españoles

En varias ocasiones, la UE denunció que los tratamientos de las aguas residuales en España no se estaban haciendo de la forma correcta y que eran fuente de contaminación del Medio Ambiente, por lo que, tras las advertencias, amenazaron al gobierno con imponer sanciones de índole económico, si no se revertía la situación.

Finalmente, en noviembre pasado, España fue multada con 46,5 millones de euros por parte de la Comisión de la UE, debido que se comprobó que muchas de sus plantas estaban procesando las aguas residuales de forma irregular e incumpliendo las normativas europeas.

El grupo Ecologistas en Acción exigió que las autoridades andaluzas comiencen de una vez por todas, a trabajar juntas y en todos los niveles, para conseguir que se mejoren los procesos de purificación de las aguas en todas las localidades, especialmente en las más conflictivas.

La agrupación cree que no es justo que, porque no se cumplan con las directivas, cuando se tienen los recursos para hacerlo, el país sea sancionado y multado nuevamente y que el conjunto de los españoles, acabe pagando por la ineficacia y falta de compromiso con el Medio Ambiente de unos pocos.

Especial Formacion 2017/2018