MenuSuscríbete

Los materiales de los paneles fotovoltaicos son reciclables

Los materiales de los paneles fotovoltaicos son reciclables

El estudio explica que de cada tonelada de paneles fotovoltaicos, que tienen un peso de 35 kilogramos por unidad, se puede recuperar 750 kilógramos de vidrio y materiales afines al silicio, 120 kilogramos de metales -mayoritariamente, aluminio de los marcos metálicos, y, en menor cantidad, cobre del cableado y hierro- y 20 kilogramos de plástico.

Los materiales de los paneles fotovoltaicos son reciclables

El 88 por ciento de los materiales de los paneles fotovoltaicos son recuperables y reciclables, según un estudio de la plataforma medioamiental Recyclia y Recybérica Ambiental, que se dedican a la recogida y gestión de residuos electrónicos.
El estudio explica que de cada tonelada de paneles fotovoltaicos, que tienen un peso de 35 kilogramos por unidad, se puede recuperar 750 kilógramos de vidrio y materiales afines al silicio, 120 kilogramos de metales -mayoritariamente, aluminio de los marcos metálicos, y, en menor cantidad, cobre del cableado y hierro- y 20 kilogramos de plástico.
Los paneles solares pueden contener materiales contaminantes para el medio ambiente, en caso de no ser tratados correctamente, como el teluro de cadmio o el dióxido de silicio, este último componente común del vidrio. Estos materiales son extraídos y separados para, a continuación, ser tratados mediante procesos adecuados que garanticen su inocuidad.
Desde hace dos años es obligatorio reciclar los paneles solares y Recyclia y Recibérica Ambiental estiman que con la tecnología actual, que está en desarrollo, ya es posible superar en ocho puntos el objetivo obligatorio e iguala el porcentaje de materiales recuperados de, por ejemplo, una impresora o un equipo multifunción.

El 88 por ciento de los materiales de los paneles fotovoltaicos son recuperables y reciclables, según un estudio de la plataforma medioamiental Recyclia y Recybérica Ambiental, que se dedican a la recogida y gestión de residuos electrónicos.

El estudio explica que de cada tonelada de paneles fotovoltaicos, que tienen un peso de 35 kilogramos por unidad, se puede recuperar 750 kilógramos de vidrio y materiales afines al silicio, 120 kilogramos de metales -mayoritariamente, aluminio de los marcos metálicos, y, en menor cantidad, cobre del cableado y hierro- y 20 kilogramos de plástico.

Los paneles solares pueden contener materiales contaminantes para el medio ambiente, en caso de no ser tratados correctamente, como el teluro de cadmio o el dióxido de silicio, este último componente común del vidrio. Estos materiales son extraídos y separados para, a continuación, ser tratados mediante procesos adecuados que garanticen su inocuidad.

Desde hace dos años es obligatorio reciclar los paneles solares y Recyclia y Recibérica Ambiental estiman que con la tecnología actual, que está en desarrollo, ya es posible superar en ocho puntos el objetivo obligatorio e iguala el porcentaje de materiales recuperados de, por ejemplo, una impresora o un equipo multifunción.

ep