MenuSuscríbete

Sogama ya transporta más residuos municipales desde las plantas de transferencia por tren que por carretera

Sogama ya transporta más residuos municipales desde las plantas de transferencia por tren que por carretera

Esta nueva situación responde al empeño de la compañía por promover un medio de transporte más sostenible, con un menor impacto sobre el entorno al generar menos emisiones de CO2, una mayor sincronización en los horarios y una baja siniestralidad, amén de otras ventajas como son las menores molestias ciudadanas.

Sogama ya transporta más residuos municipales desde las plantas de transferencia por tren que por carretera

La tendencia se invierte. Mientras que en el primer semestre del año 2016, Sogama transportó por carretera 129.691 toneladas de residuos municipales, utilizando para ello una red de plantas de transferencia distribuidas estratégicamente por el conjunto del territorio gallego, y movió por tren 115.026, con el actual contrato para el transporte combinado de residuos, en vigor desde marzo del pasado año, la balanza se inclina a favor del ferrocarril, trasladando por este medio 157.707,3 toneladas, un 37,11% más, y 126.739,8 por carretera.
Esta nueva situación responde al empeño de la compañía por promover un medio de transporte más sostenible, con un menor impacto sobre el entorno al generar menos emisiones de CO2, una mayor sincronización en los horarios y una baja siniestralidad, amén de otras ventajas como son las menores molestias ciudadanas.
De un 25% inicial, la empresa ha pasado a transportar por vía férrea cerca del 45% de los residuos, siendo su objetivo llegar al 55% el próximo año. El mayor uso del tren ha sido posible gracias a la incorporación de la terminal de Lugo, que se une a la de Ourense y a la de Vigo.
Mientras que por carretera se desplaza una sola cabeza tractora con un contenedor con capacidad para 20 toneladas (40-43 metros cúbicos), por ferrocarril pueden trasladarse en un solo viaje más de 30 contenedores.
MAYOR AHORRO AMBIENTAL Y ENERGÉTICO
En este escenario, la previsión es que, durante el próximo decenio, la Sociedade Galega do Medio Ambiente mueva por tren 3.750.000 toneladas de basura, ahorrando la emisión de 2.230 toneladas de CO2 y cerca de 800.000 litros de gasoil cada año.
Disminuir su huella ecológica constituye una de las prioridades de la compañía, que no duda en realizar cuantas inversiones sean necesarias para optimizar sus procesos en aras de un mayor reciclado y una mayor valorización de los residuos, pero también a favor de un transporte más racional, con especial impacto en una comunidad como la gallega, caracterizada por la alta dispersión de la población.
El bienestar y la calidad de vida de los ciudadanos constituyen el telón de fondo de la política corporativa de Sogama, que vela en todo momento por mejorar su servicio público atendiendo a todos los condicionantes del mismo.

La tendencia se invierte. Mientras que en el primer semestre del año 2016, Sogama transportó por carretera 129.691 toneladas de residuos municipales, utilizando para ello una red de plantas de transferencia distribuidas estratégicamente por el conjunto del territorio gallego, y movió por tren 115.026, con el actual contrato para el transporte combinado de residuos, en vigor desde marzo del pasado año, la balanza se inclina a favor del ferrocarril, trasladando por este medio 157.707,3 toneladas, un 37,11% más, y 126.739,8 por carretera.

Esta nueva situación responde al empeño de la compañía por promover un medio de transporte más sostenible, con un menor impacto sobre el entorno al generar menos emisiones de CO2, una mayor sincronización en los horarios y una baja siniestralidad, amén de otras ventajas como son las menores molestias ciudadanas.

De un 25% inicial, la empresa ha pasado a transportar por vía férrea cerca del 45% de los residuos, siendo su objetivo llegar al 55% el próximo año. El mayor uso del tren ha sido posible gracias a la incorporación de la terminal de Lugo, que se une a la de Ourense y a la de Vigo.

Mientras que por carretera se desplaza una sola cabeza tractora con un contenedor con capacidad para 20 toneladas (40-43 metros cúbicos), por ferrocarril pueden trasladarse en un solo viaje más de 30 contenedores.

MAYOR AHORRO AMBIENTAL Y ENERGÉTICO

En este escenario, la previsión es que, durante el próximo decenio, la Sociedade Galega do Medio Ambiente mueva por tren 3.750.000 toneladas de basura, ahorrando la emisión de 2.230 toneladas de CO2 y cerca de 800.000 litros de gasoil cada año.

Disminuir su huella ecológica constituye una de las prioridades de la compañía, que no duda en realizar cuantas inversiones sean necesarias para optimizar sus procesos en aras de un mayor reciclado y una mayor valorización de los residuos, pero también a favor de un transporte más racional, con especial impacto en una comunidad como la gallega, caracterizada por la alta dispersión de la población.

El bienestar y la calidad de vida de los ciudadanos constituyen el telón de fondo de la política corporativa de Sogama, que vela en todo momento por mejorar su servicio público atendiendo a todos los condicionantes del mismo.