MenuSuscríbete

La Unión Europea lidera el compromiso con unos mares más limpios y seguros

La Unión Europea lidera el compromiso con unos mares más limpios y seguros

Más de diez millones de toneladas de residuos acaban en los océanos cada año, lo que equivale a verter un camión de basura por minuto, con las consiguientes nocivas consecuencias para los ecosistemas, la fauna marina, la pesca, el turismo y la seguridad alimentaria. De continuar esta tendencia, en 2050 los mares podrían contener más plásticos que peces.

La Unión Europea lidera el compromiso con unos mares más limpios y seguros

En el marco de la conferencia “Nuestro Océano”, celebrada en Malta los pasados días 5 y 6 de octubre, la Unión Europea se ha comprometido a liderar un ambicioso plan de acción, integrado por 36 medidas y dotado con más de 550 millones de euros, que permita contar con unos mares más sanos, limpios y seguros. Su pretensión es hacer llegar un mensaje positivo y de confianza, tanto a los gobiernos como al sector privado, para hacer frente al continuo estado de deterioro que sufren los océanos debido a causas diversas que van desde la contaminación por plásticos hasta el cambio climático y las actividades delictivas.
EL GRAN VERTEDERO DE LA HUMANIDAD
Más de diez millones de toneladas de residuos acaban en los océanos cada año, lo que equivale a verter un camión de basura por minuto, con las consiguientes nocivas consecuencias para los ecosistemas, la fauna marina, la pesca, el turismo y la seguridad alimentaria. De continuar esta tendencia, en 2050 los mares podrían contener más plásticos que peces.
Para combatir esta situación, la UE ha anunciado el lanzamiento de WISE-Marine, un portal informativo sobre distintas cuestiones relativas a las aguas europeas, siendo su pretensión impulsar una mejor gobernanza de los océanos y una ordenación basada en el ecosistema.
También ha comprometido 2 millones de euros para ayudar a los Estados miembros a aplicar la Directiva marco sobre la estrategia marina y otros 2,3 para apoyar la cooperación regional e interregional con este fin.
En todo caso, la legislación europea persigue que las aguas de los distintos Estados alcancen una buena situación medioambiental para 2020, preservando al mismo tiempo los recursos de los que dependen las actividades sociales y económicas vinculadas al ámbito marino.
Asimismo, destinará 2,85 millones de euros para proyectos de prevención y preparación en el ámbito de la contaminación marina y 2,5 para ejercicios relacionados con ésta, apoyando y complementando los esfuerzos de cooperación transfronteriza entre los propios países de la UE y con determinados Estados vecinos.
A finales de este año, se instaurarán igualmente medidas para reducir los vertidos de plásticos en el mar y para reducir los vertidos de desechos generados por buques y residuos de carga.
SEGURIDAD Y PROTECCIÓN
Otras acciones se dirigirán a garantizar la seguridad marítima, base indiscutible del comercio y la prosperidad mundial, y que se encuentra seriamente amenazada por las catástrofes naturales, la piratería, el tráfico ilícito y los conflictos armados.
También resulta necesario preservar la economía azul sostenible, de tal forma que los océanos, el crecimiento económico y el empleo sean sostenibles en las comunidades costeras de todo el mundo, prestando especial atención a la conservación de la biodiversidad, la pesca sostenible (condición indispensable para el acceso continuado a alimentos marinos suficientes y nutritivos para las actuales y futuras generaciones), y la cooperación transfronteriza en materia de ordenación del espacio marítimo.
Por su parte, y dado que el cambio climático afecta de forma exponencial a los océanos (aumento del nivel del mar y acidificación), se realizarán inversiones dirigidas al sector de la navegación, estableciendo cinco centros de cooperación en materia de tecnología marítima (África, Asia, El Caribe, América Latina y el Pacífico) que conformarán una red mundial que permita que los países en desarrollo ideen medidas de eficiencia energética en el transporte marítimo.
La protección del medio marino constituye otro de los campos de actuación, toda vez que menos del 5% de las zonas marinas y costeras de todo el mundo están actualmente protegidas por la ley, y ello a pesar del objetivo de Naciones Unidas de llegar a una protección del 10% en el horizonte de 2020.

En el marco de la conferencia “Nuestro Océano”, celebrada en Malta los pasados días 5 y 6 de octubre, la Unión Europea se ha comprometido a liderar un ambicioso plan de acción, integrado por 36 medidas y dotado con más de 550 millones de euros, que permita contar con unos mares más sanos, limpios y seguros. Su pretensión es hacer llegar un mensaje positivo y de confianza, tanto a los gobiernos como al sector privado, para hacer frente al continuo estado de deterioro que sufren los océanos debido a causas diversas que van desde la contaminación por plásticos hasta el cambio climático y las actividades delictivas.

EL GRAN VERTEDERO DE LA HUMANIDAD

Más de diez millones de toneladas de residuos acaban en los océanos cada año, lo que equivale a verter un camión de basura por minuto, con las consiguientes nocivas consecuencias para los ecosistemas, la fauna marina, la pesca, el turismo y la seguridad alimentaria. De continuar esta tendencia, en 2050 los mares podrían contener más plásticos que peces.

Para combatir esta situación, la UE ha anunciado el lanzamiento de WISE-Marine, un portal informativo sobre distintas cuestiones relativas a las aguas europeas, siendo su pretensión impulsar una mejor gobernanza de los océanos y una ordenación basada en el ecosistema.

También ha comprometido 2 millones de euros para ayudar a los Estados miembros a aplicar la Directiva marco sobre la estrategia marina y otros 2,3 para apoyar la cooperación regional e interregional con este fin.

En todo caso, la legislación europea persigue que las aguas de los distintos Estados alcancen una buena situación medioambiental para 2020, preservando al mismo tiempo los recursos de los que dependen las actividades sociales y económicas vinculadas al ámbito marino.

Asimismo, destinará 2,85 millones de euros para proyectos de prevención y preparación en el ámbito de la contaminación marina y 2,5 para ejercicios relacionados con ésta, apoyando y complementando los esfuerzos de cooperación transfronteriza entre los propios países de la UE y con determinados Estados vecinos.

A finales de este año, se instaurarán igualmente medidas para reducir los vertidos de plásticos en el mar y para reducir los vertidos de desechos generados por buques y residuos de carga.

SEGURIDAD Y PROTECCIÓN

Otras acciones se dirigirán a garantizar la seguridad marítima, base indiscutible del comercio y la prosperidad mundial, y que se encuentra seriamente amenazada por las catástrofes naturales, la piratería, el tráfico ilícito y los conflictos armados.

También resulta necesario preservar la economía azul sostenible, de tal forma que los océanos, el crecimiento económico y el empleo sean sostenibles en las comunidades costeras de todo el mundo, prestando especial atención a la conservación de la biodiversidad, la pesca sostenible (condición indispensable para el acceso continuado a alimentos marinos suficientes y nutritivos para las actuales y futuras generaciones), y la cooperación transfronteriza en materia de ordenación del espacio marítimo.

Por su parte, y dado que el cambio climático afecta de forma exponencial a los océanos (aumento del nivel del mar y acidificación), se realizarán inversiones dirigidas al sector de la navegación, estableciendo cinco centros de cooperación en materia de tecnología marítima (África, Asia, El Caribe, América Latina y el Pacífico) que conformarán una red mundial que permita que los países en desarrollo ideen medidas de eficiencia energética en el transporte marítimo.

La protección del medio marino constituye otro de los campos de actuación, toda vez que menos del 5% de las zonas marinas y costeras de todo el mundo están actualmente protegidas por la ley, y ello a pesar del objetivo de Naciones Unidas de llegar a una protección del 10% en el horizonte de 2020.