MenuSuscríbete

Ecologistas denuncian los escombros en el fondo del rio Manzanares, en su mayoría cascotes de las obras de la M-30

Ecologistas denuncian los escombros en el fondo del rio Manzanares, en su mayoría cascotes de las obras de la M-30

Lo ha señalado uno de los promotores de Ecologistas en Acción del proyecto de renaturalización, Santiago Martín, que será junto con su compañera Ángeles Nieto los pregoneros de las fiestas de San Antón, el patrón de los animales, cuando se cumplen veinte años del nacimiento de la organización.

Ecologistas denuncian los escombros en el fondo del rio Manzanares, en su mayoría cascotes de las obras de la M-30

La primera fase del proyecto de renaturalización del río Manzanares, promovido por Ecologistas en Acción y ejecutado por el Ayuntamiento de Madrid, ha superado las expectativas y supone que ya haya árboles de siete metros de altura en las riberas, que "el fondo se vea cuando antes era un misterio", que cada semana se detecten nuevas especies de aves y que se haya producido una "explosión de peces". También encontrarse en el fondo con cascotes 'olvidados' de las obras de la M-30 y Madrid Río, que fue como meter "escombros bajo la alfombra".
Lo ha señalado uno de los promotores de Ecologistas en Acción del proyecto de renaturalización, Santiago Martín, que será junto con su compañera Ángeles Nieto los pregoneros de las fiestas de San Antón, el patrón de los animales, cuando se cumplen veinte años del nacimiento de la organización. Fue hace dos años cuando Ecologistas presentó al Ayuntamiento la propuesta para renaturalizar el Manzanares tras "décadas con aguas estancadas, oscuras, que producían olores desagradables en verano".
"Queríamos recuperarlo y hacer de él de nuevo un río", ha explicado Martín, que ha destacado que el área de Medio Ambiente, con Inés Sabanés a la cabeza, recibió muy positivamente la propuesta. El proyecto ya ha ido mejor de lo que esperaban, ha asegurado, "gracias a la reacción positiva de la naturaleza porque el río ha reaccionado de manera espectacular".
"Ya hay árboles de siete metros de altura, ahora se ve el agua del fondo cuando antes era un misterio lo que había, se oye correr el agua, hay una explosión de peces, que han empezado a criar masivamente y en un año han dominado las especies autóctonas, como los barbos, a las exóticas. Esto atrae a las aves y así cada semana detectamos especies nuevas que acuden a pescar", ha descrito. Con una gestión adecuada, la legislatura podría terminar con árboles de más de diez metros de altura.
Santiago Martín también ha puesto el acento en el aspecto social de la renatularización del Manzanares. "Antes la gente no miraba el río porque no había nada que mirar, sólo una lámina inerte", ha apuntado tras destacar que el Manzanares es visto por "miles de personas durante una buena parte de su vida".
Sabe que el Manzanares ya empieza a dejar atrás la imagen del río madrileño como "una sucesión de piscinas de aguas oscuras y malolientes". "No es el Támesis ni el Sena pero es lo que tenemos, es nuestro Manzanares y es un foco de vida, donde ahora los trinos de los pájaros compiten con los desagradables ruidos del tráfico", ha subrayado.
Los trabajos del tramo uno, desde el Puente de los Franceses a Reina Victoria, empezaron en verano y concluirán en unos meses. Entre las labores que quedan están las de limpieza porque "se olvidaron" cascotes de las obras del soterramiento de la M-30 y de Madrid Río, que fue como "meter escombros bajo la alfombra".
El delegado de Economía y Hacienda, Jorge García Castaño, no ve problema para seguir presupuestando el proyecto de renaturalización del río "dentro del cumplimiento de la regla de gasto, que genera estrecheces".

La primera fase del proyecto de renaturalización del río Manzanares, promovido por Ecologistas en Acción y ejecutado por el Ayuntamiento de Madrid, ha superado las expectativas y supone que ya haya árboles de siete metros de altura en las riberas, que "el fondo se vea cuando antes era un misterio", que cada semana se detecten nuevas especies de aves y que se haya producido una "explosión de peces". También encontrarse en el fondo con cascotes 'olvidados' de las obras de la M-30 y Madrid Río, que fue como meter "escombros bajo la alfombra".

Lo ha señalado uno de los promotores de Ecologistas en Acción del proyecto de renaturalización, Santiago Martín, que será junto con su compañera Ángeles Nieto los pregoneros de las fiestas de San Antón, el patrón de los animales, cuando se cumplen veinte años del nacimiento de la organización. Fue hace dos años cuando Ecologistas presentó al Ayuntamiento la propuesta para renaturalizar el Manzanares tras "décadas con aguas estancadas, oscuras, que producían olores desagradables en verano".

"Queríamos recuperarlo y hacer de él de nuevo un río", ha explicado Martín, que ha destacado que el área de Medio Ambiente, con Inés Sabanés a la cabeza, recibió muy positivamente la propuesta. El proyecto ya ha ido mejor de lo que esperaban, ha asegurado, "gracias a la reacción positiva de la naturaleza porque el río ha reaccionado de manera espectacular".

"Ya hay árboles de siete metros de altura, ahora se ve el agua del fondo cuando antes era un misterio lo que había, se oye correr el agua, hay una explosión de peces, que han empezado a criar masivamente y en un año han dominado las especies autóctonas, como los barbos, a las exóticas. Esto atrae a las aves y así cada semana detectamos especies nuevas que acuden a pescar", ha descrito. Con una gestión adecuada, la legislatura podría terminar con árboles de más de diez metros de altura.

Santiago Martín también ha puesto el acento en el aspecto social de la renatularización del Manzanares. "Antes la gente no miraba el río porque no había nada que mirar, sólo una lámina inerte", ha apuntado tras destacar que el Manzanares es visto por "miles de personas durante una buena parte de su vida".

Sabe que el Manzanares ya empieza a dejar atrás la imagen del río madrileño como "una sucesión de piscinas de aguas oscuras y malolientes". "No es el Támesis ni el Sena pero es lo que tenemos, es nuestro Manzanares y es un foco de vida, donde ahora los trinos de los pájaros compiten con los desagradables ruidos del tráfico", ha subrayado.

Los trabajos del tramo uno, desde el Puente de los Franceses a Reina Victoria, empezaron en verano y concluirán en unos meses. Entre las labores que quedan están las de limpieza porque "se olvidaron" cascotes de las obras del soterramiento de la M-30 y de Madrid Río, que fue como "meter escombros bajo la alfombra".

El delegado de Economía y Hacienda, Jorge García Castaño, no ve problema para seguir presupuestando el proyecto de renaturalización del río "dentro del cumplimiento de la regla de gasto, que genera estrecheces".

ep