MenuSuscríbete

Agria polémica a cuenta del Impuesto sobre la Contaminación de las Aguas en Zaragoza

Agria polémica a cuenta del Impuesto sobre la Contaminación de las Aguas en Zaragoza

Así se ha pronunciado en rueda de prensa, después de que el concejal del equipo de gobierno del consistorio de la capital aragonesa, Pablo Híjar, de Zaragoza en Común, colgara este lunes en su cuenta de Twitter varias imágenes en la que se le ve rompiendo el recibo del ICA.

Agria polémica a cuenta del Impuesto sobre la Contaminación de las Aguas en Zaragoza

El consejero de Presidencia del Gobierno de Aragón, Vicente Guillén, ha calificado de "hipocresía inaguantable" la actitud del Ayuntamiento de Zaragoza respecto al Impuesto sobre la Contaminación de las Aguas (ICA).
Así se ha pronunciado en rueda de prensa, después de que el concejal del equipo de gobierno del consistorio de la capital aragonesa, Pablo Híjar, de Zaragoza en Común, colgara este lunes en su cuenta de Twitter varias imágenes en la que se le ve rompiendo el recibo del ICA.
Guillén ha rechazado "este tipo de actitudes" y también que el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, "lleve a los ciudadanos a esa insumisión fiscal con este impuesto", cuando después está pidiendo al Gobierno de Aragón "un día sí y otro también", que cuando cobre ese impuesto "le traslade al Ayuntamiento una cantidad suficiente para hacer inversiones en materia de agua".
El consejero de Presidencia del Ejecutivo autonómico ha dicho que "la política está para que los políticos demos ejemplo y no todo lo contrario", en una época en la que los ciudadanos "están huyendo de la política" y actuaciones como la de Híjar "llevan precisamente a la desafección".
Guillén ha abundado al señalar que "a los políticos se nos exige ejemplaridad y desde luego esa actitud es todo menos edificante y ejemplar, sobre todo porque parece que sea el alcalde de Zaragoza y su concejal quienes tienen la patente sobre la legalidad o ilegalidad de los impuestos", algo que en democracia corresponde a jueces y tribunales, ha apostillado.
"Nos parece bastante irresponsable que con esa actitud se intente alentar a los ciudadanos a no pagar un impuesto legalmente establecido", ha sostenido Guillén, para añadir que "no creo que al alcalde, ni al concejal Híjar les pareciese medianamente bien que un miembro del Gobierno de Aragón se dedicase a romper un recibo de las plusvalías que cobra a los ciudadanos el Ayuntamiento de Zaragoza o un recibo del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI)".

El consejero de Presidencia del Gobierno de Aragón, Vicente Guillén, ha calificado de "hipocresía inaguantable" la actitud del Ayuntamiento de Zaragoza respecto al Impuesto sobre la Contaminación de las Aguas (ICA).

Así se ha pronunciado en rueda de prensa, después de que el concejal del equipo de gobierno del consistorio de la capital aragonesa, Pablo Híjar, de Zaragoza en Común, colgara este lunes en su cuenta de Twitter varias imágenes en la que se le ve rompiendo el recibo del ICA.

Guillén ha rechazado "este tipo de actitudes" y también que el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, "lleve a los ciudadanos a esa insumisión fiscal con este impuesto", cuando después está pidiendo al Gobierno de Aragón "un día sí y otro también", que cuando cobre ese impuesto "le traslade al Ayuntamiento una cantidad suficiente para hacer inversiones en materia de agua".

El consejero de Presidencia del Ejecutivo autonómico ha dicho que "la política está para que los políticos demos ejemplo y no todo lo contrario", en una época en la que los ciudadanos "están huyendo de la política" y actuaciones como la de Híjar "llevan precisamente a la desafección".

Guillén ha abundado al señalar que "a los políticos se nos exige ejemplaridad y desde luego esa actitud es todo menos edificante y ejemplar, sobre todo porque parece que sea el alcalde de Zaragoza y su concejal quienes tienen la patente sobre la legalidad o ilegalidad de los impuestos", algo que en democracia corresponde a jueces y tribunales, ha apostillado.

"Nos parece bastante irresponsable que con esa actitud se intente alentar a los ciudadanos a no pagar un impuesto legalmente establecido", ha sostenido Guillén, para añadir que "no creo que al alcalde, ni al concejal Híjar les pareciese medianamente bien que un miembro del Gobierno de Aragón se dedicase a romper un recibo de las plusvalías que cobra a los ciudadanos el Ayuntamiento de Zaragoza o un recibo del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI)".

ep