MenuSuscríbete

La mayoría de los viajeros españoles se considera sostenible

La mayoría de los viajeros españoles se considera sostenible

El número de viajeros que se hospedan en un alojamiento eco-friendly podría duplicarse este año designado por Naciones Unidas como Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo.

La mayoría de los viajeros españoles se considera sostenible

El 87% de los viajeros españoles considera que practica un turismo sostenible, según un informe elaborado por el buscador de reservas hoteleras Booking.com que indica que los viajeros están dispuestos a ceder en calidad y lujo a favor de un turismo más sostenible con experiencias más autóctonas.
El número de viajeros que se hospedan en un alojamiento eco-friendly podría duplicarse este año designado por Naciones Unidas como Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo.
Precisamente el 65% de los viajeros han expresado esta intención, frente al 34% que se hospedó en un alojamiento de este tipo el año pasado.
Además, el 68% confirma que es más probable que elijan un alojamiento sabiendo que es 'eco-friendly': de estos, los viajeros chinos (93%), los brasileños (83%) y los españoles (80%) son los que más probabilidades tienen.
El 79% tiene en cuenta la sostenibilidad del modo de transporte que escoge para viajar, el 43% elige transporte público siempre que sea posible, el 42% trata de caminar o montar en bicicleta tanto como sea posible y cerca del 18% intenta volar menos para reducir su huella de carbono.
Aunque sólo el 5% de los viajeros considera que es fácil viajar de manera sostenible, el 46% se considera un viajero sostenible. Italia, Alemania y China son los países donde más ha incrementado este porcentaje. Sin embargo, en mercados como Australia, Brasil, Japón y Estados Unidos se ha reducido un 5%, un 8%, un 4% y un 4%, respectivamente.
BOMBILLAS DE BAJO CONSUMO.
Cuando se trata de hacer ajustes relacionados con la calidad y el lujo en favor de un alojamiento más respetuoso con el medio ambiente, la gran mayoría de los viajeros estaría más que feliz de aceptarlos.
En el caso de los viajeros españoles un 96% estaría dispuesto a alojarse en una propiedad con bombillas de bajo consumo, un 94% en uno con aire acondicionado o calefacción que sólo funcionan mientras esté en la habitación y un 87% en uno con duchas de bajo consumo.
También estarían dispuestos a usar papel higiénico reciclado (86%), a sustituir con menos frecuencia los artículos de tocador (85%), la ropa de cama (82%), así como a pagar un mayor coste por la comida producida localmente (59%).
OBJETIVO DE LOS VIAJES SOSTENIBLES.
Los alojamientos tienen un papel determinante a la hora de definir si un viaje es sostenible o no. Así más de la mitad de los viajeros (56%) considera que hospedarse en alojamientos eco-friendly es viajar de manera sostenible.
Para más de una tercera parte, viajar de forma sostenible significa ahorrar agua reutilizando las toallas y las sábanas (38%) y preservar el medio ambiente al reducir el uso de artículos como champú, jabón, cepillo de dientes o cuchillas de afeitar (35%).
Para muchos, viajar de forma sostenible también es sinónimo de una experiencia local más auténtica. El 38% concibe la compra de productos autóctonos y apoya a los artesanos locales, mientras que el 36% opta por un alojamiento eco-friendly porque proporciona una experiencia más local.
En cuanto a las prácticas sostenibles más importantes, los viajeros españoles priorizan la energía solar (79%), el sistema de agua sostenible (41%), la luz LED (33%), las duchas o aseos con bajo consumo de agua (32%), o la donación de comida a organizaciones locales (29%).

El 87% de los viajeros españoles considera que practica un turismo sostenible, según un informe elaborado por el buscador de reservas hoteleras Booking.com que indica que los viajeros están dispuestos a ceder en calidad y lujo a favor de un turismo más sostenible con experiencias más autóctonas.

El número de viajeros que se hospedan en un alojamiento eco-friendly podría duplicarse este año designado por Naciones Unidas como Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo.

Precisamente el 65% de los viajeros han expresado esta intención, frente al 34% que se hospedó en un alojamiento de este tipo el año pasado.

Además, el 68% confirma que es más probable que elijan un alojamiento sabiendo que es 'eco-friendly': de estos, los viajeros chinos (93%), los brasileños (83%) y los españoles (80%) son los que más probabilidades tienen.

El 79% tiene en cuenta la sostenibilidad del modo de transporte que escoge para viajar, el 43% elige transporte público siempre que sea posible, el 42% trata de caminar o montar en bicicleta tanto como sea posible y cerca del 18% intenta volar menos para reducir su huella de carbono.

Aunque sólo el 5% de los viajeros considera que es fácil viajar de manera sostenible, el 46% se considera un viajero sostenible. Italia, Alemania y China son los países donde más ha incrementado este porcentaje. Sin embargo, en mercados como Australia, Brasil, Japón y Estados Unidos se ha reducido un 5%, un 8%, un 4% y un 4%, respectivamente.

BOMBILLAS DE BAJO CONSUMO.

Cuando se trata de hacer ajustes relacionados con la calidad y el lujo en favor de un alojamiento más respetuoso con el medio ambiente, la gran mayoría de los viajeros estaría más que feliz de aceptarlos.

En el caso de los viajeros españoles un 96% estaría dispuesto a alojarse en una propiedad con bombillas de bajo consumo, un 94% en uno con aire acondicionado o calefacción que sólo funcionan mientras esté en la habitación y un 87% en uno con duchas de bajo consumo.

También estarían dispuestos a usar papel higiénico reciclado (86%), a sustituir con menos frecuencia los artículos de tocador (85%), la ropa de cama (82%), así como a pagar un mayor coste por la comida producida localmente (59%).

OBJETIVO DE LOS VIAJES SOSTENIBLES.

Los alojamientos tienen un papel determinante a la hora de definir si un viaje es sostenible o no. Así más de la mitad de los viajeros (56%) considera que hospedarse en alojamientos eco-friendly es viajar de manera sostenible.

Para más de una tercera parte, viajar de forma sostenible significa ahorrar agua reutilizando las toallas y las sábanas (38%) y preservar el medio ambiente al reducir el uso de artículos como champú, jabón, cepillo de dientes o cuchillas de afeitar (35%).

Para muchos, viajar de forma sostenible también es sinónimo de una experiencia local más auténtica. El 38% concibe la compra de productos autóctonos y apoya a los artesanos locales, mientras que el 36% opta por un alojamiento eco-friendly porque proporciona una experiencia más local.

En cuanto a las prácticas sostenibles más importantes, los viajeros españoles priorizan la energía solar (79%), el sistema de agua sostenible (41%), la luz LED (33%), las duchas o aseos con bajo consumo de agua (32%), o la donación de comida a organizaciones locales (29%).

ep

banner especial eficiencia energetica 2016