MenuSuscríbete

Ferrol también proveerá de GNL a los cruceros sostenibles

Ferrol también proveerá de GNL a los cruceros sostenibles

“El puerto de Ferrol situado al noroeste de la Península Ibérica, ve al GNL como una oportunidad para capturar más tráfico marítimo de paso. De particular interés es la visita prevista en noviembre del crucero Aida Prima que emplea gas natural cuando está atracado.”

Ferrol también proveerá de GNL a los cruceros sostenibles

Detalles del Aida Prima

El Aida Prima (ver ¿La industria de los cruceros apunta a la sostenibilidad?) de 18 cubiertas y 300 metros de eslora puede operar de manera sostenible en el puerto, gracias que durante la estancia en el muelle, sus motores sólo consumen gas natural licuado (GNL).

 

Aida Prima fue construido por Mitsubishi Heavy Industries en su astillero de Nagasaki y sus beneficios ambientales se derivan de tres motores MaK M43C de 12V y uno de doble combustible MaK M46DF, que puede operar con GNL.

Desde que entró en servicio, en marzo de 2016, el Aida Prima realiza viajes regulares entre Hamburgo, Southampton, Le Havre y Zeebrugge, cuatro puertos en los que se puede repostar gas natural, pero hay muchos más interesados en darles este tipo de servicio sostenible.

 

Ferrol se apresta a recibirle

La Autoridad Portuaria de Ferrol, San Cibrao y Reganosa colaboran para dotarse de las infraestructuras y los protocolos, que les permitan a los barcos de estas características reabastecer en este puerto, obteniendo así una importante ventaja competitiva a la luz de la evolución hacia la sostenibilidad, de las flotas mercantes y de pasajeros.

De hecho, el puerto está en condiciones de ofrecer este servicio, gracias a los trabajos realizados en la zona portuaria y a los estudios europeos, en los que han colaborado la Autoridad Portuaria y Reganosa.

 

El uso de GNL para el funcionamiento de los motores auxiliares de los cruceros, que suministran energía eléctrica durante sus escalas, reduce la contaminación atmosférica en los muelles y en el entorno urbano circundante.

En el Puerto de Barcelona, ​​por ejemplo, se estima que las actividades portuarias aportan el 11% de las partículas finas totales suspendidas en el aire, de la ciudad, de las cuales los buques de crucero representan el 3%.

 

GNL para muchos más usos

El establecimiento de una infraestructura de GNL en el puerto, también favorecerá el uso de gas natural para operaciones terrestres, como el movimiento de grúas de contenedores de los muelles o para otros equipos móviles, que actualmente utilizan combustibles más contaminantes.

Los estudios y trabajos relevantes relacionados con el establecimiento de instalaciones de GNL a pequeña escala se están llevando a cabo a través del proyecto europeo Core LNGas Hive, que también involucra a los principales puertos españoles.

 

El presidente de la Autoridad Portuaria, José Manuel Vilariño, destacó que el reto de recibir al Aida Prima y ofrecerle los servicios sostenibles de GNL encaja con la política que, el puerto de Ferrol ha venido desarrollando en los últimos años.

Destacó que: “la Xunta, Reganosa, Navantia y la Universidad de Santiago son pioneros en España en el estudio de fórmulas para responder al cambio que se avecina para la expansión del GNL como combustible marino”.

 

Vilariño confía en que: “las empresas de la comunidad portuaria de Ferrol se involucren en la sostenibilidad, hagan inversiones y aprovechen al máximo, la ventaja que ya tenemos en este puerto, con una terminal de gas natural licuado ".

La Autoridad Portuaria de Ferrol no sólo busca captar el negocio de los cruceros, sino que también está estudiando el creciente empleo de este combustible por los buques portacontenedores y se espera que el GNL sea en el futuro, una solución sostenible para muchos barcos más.

 

REDACCION/ECOTICIAS.COM