MenuSuscríbete

El Ayuntamiento de Valladolid no detecta peligro de caída de árboles tras la suspensión del riego por la sequía

El Ayuntamiento de Valladolid no detecta peligro de caída de árboles tras la suspensión del riego por la sequía

Así lo ha explicado Sánchez en declaraciones recogidas por Europa Press tras visitar el "emblemático" parque vallisoletano en la mañana de este viernes.

El Ayuntamiento de Valladolid no detecta peligro de caída de árboles tras la suspensión del riego por la sequía

La concejal de Medio Ambiente y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Valladolid, María Sánchez, ha asegurado este viernes que no se ha detectado peligro de caída de árboles "de gran porte" en el Campo Grande tras la suspensión el pasado verano del riego de parques y jardines y que la consecuencia más visible es que han perdido "más hojas de lo común".
Así lo ha explicado Sánchez en declaraciones recogidas por Europa Press tras visitar el "emblemático" parque vallisoletano en la mañana de este viernes.
La visita se deba a la "preocupación" que afirma que tiene la Concejalía y el Servicio de Parques y Jardines por los efectos de la sequía y de la suspensión del riego en la mayor parte de la ciudad que aplicó la Confederación Hidrográfica del Duero el pasado mes de agosto.
La consecuencia más visible, ha apuntado Sánchez es que "muchos árboles han perdido más hojas de lo común" en este época, pero ha afirmado que no se ha observado riesgo de caída de los ejemplares de mayor porte, que era "una de las cuestiones que más había preocupado".
La edil ha añadido que la prevé que la semana próxima se presente el estudio que ha elaborado el Servicio de Parques y Jardines sobre la afección de la suspensión del riego a causa de la sequía.
La restricción, vigente desde el pasado 16 de agosto, afecta a dos de las cuatro tomas de agua que se utilizan, las de Pisuerga y Canal de Castilla, y que abastecen a un total de 216 hectáreas de las en torno a 300 de superficie verde que existen en Valladolid.

La concejal de Medio Ambiente y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Valladolid, María Sánchez, ha asegurado este viernes que no se ha detectado peligro de caída de árboles "de gran porte" en el Campo Grande tras la suspensión el pasado verano del riego de parques y jardines y que la consecuencia más visible es que han perdido "más hojas de lo común".

Así lo ha explicado Sánchez en declaraciones recogidas por Europa Press tras visitar el "emblemático" parque vallisoletano en la mañana de este viernes.

La visita se deba a la "preocupación" que afirma que tiene la Concejalía y el Servicio de Parques y Jardines por los efectos de la sequía y de la suspensión del riego en la mayor parte de la ciudad que aplicó la Confederación Hidrográfica del Duero el pasado mes de agosto.

La consecuencia más visible, ha apuntado Sánchez es que "muchos árboles han perdido más hojas de lo común" en este época, pero ha afirmado que no se ha observado riesgo de caída de los ejemplares de mayor porte, que era "una de las cuestiones que más había preocupado".

La edil ha añadido que la prevé que la semana próxima se presente el estudio que ha elaborado el Servicio de Parques y Jardines sobre la afección de la suspensión del riego a causa de la sequía.

La restricción, vigente desde el pasado 16 de agosto, afecta a dos de las cuatro tomas de agua que se utilizan, las de Pisuerga y Canal de Castilla, y que abastecen a un total de 216 hectáreas de las en torno a 300 de superficie verde que existen en Valladolid.

ep