MenuSuscríbete

Tres tecnologías verdes tan útiles como funcionales

Tres tecnologías verdes tan útiles como funcionales

“El exceso de generación de metano, la falta de tierras de cultivo y la potenciación de las energías renovables, son algunos de los inconvenientes que enfrenta el mundo. Las tecnologías verdes se han aplicado satisfactoriamente a estos problemas y han conseguido darles soluciones, amigables con el Medio Ambiente.”

Tres tecnologías verdes tan útiles como funcionales

Recuperando metano

Gran parte del Calentamiento Global proviene del efecto que los gases, como el CO2 o el metano, tienen sobre los rayos solares que penetran en la atmósfera terrestre. Particularmente el metano, es uno de los más dañinos (86 veces peor que el del dióxido de Carbono).

Este es un gran problema para el estado de California, que cuenta con 1.7 millones de vacas lecheras, productoras de grandes cantidades de metano en forma de flatos (Ver: Las flatulencias también contaminan) y disuelto en el estiércol, que suele “lavarse” en las lagunas, expulsando el gas a la atmósfera.

 

El estado se ha comprometido a gestionar el metano de manera que, para 2030, sus emisiones se reduzcan en un 40%, pero como gran parte de la legislación no entrará en vigor hasta mediados de la década de 2020, el gobierno ha buscado el modo de incentivar a los agricultores, para que instalen digestores de metano.

Esta tecnología verde consiste en colocar enormes lonas sobre las lagunas, que atrapan el gas y permiten recuperarlo, pero como su instalación es costosa, se ofrecerán subsidios, que permitan cubrir parte de los costos de compra, colocación y mantenimiento.

 

Además, cada agricultor que emplee estos digestores, podrá comercializar créditos de combustible y créditos compensatorios de carbono. Esto será posible, gracias a que los servicios públicos de California, planean instalar tuberías para llevar el gas, desde las granjas a las plantas de generación de combustibles, para el transporte.

 

Un oasis a fuerza de ingenio

En las afueras de la ciudad jordana de Aqaba, un grupo de ingenieros ha rehabilitado una zona desértica, antes considerada “inutilizable”, donde actualmente se producen energía limpia, alimentos y agua potable.

 

El proyecto “Bosque del Sahara” ya está funcionando y en las primeras 3 hectáreas de desierto, de las casi 200 que abarcará el plan completo, se producirán unas 135 toneladas anuales de hortalizas orgánicas.

Gracias al apoyo del gobierno jordano, el noruego y con fondos de la UE, se consiguió poner en funcionamiento un sistema de refrigeración por agua salada, que permite el funcionamiento de los invernaderos, además de emplearse diversas tecnologías verdes, como es la captación de la energía solar y su almacenamiento y la implantación de plantas desalinizadoras.

 

La Isla de la energía

La isla galesa Welsh Anglesey, está cada vez más cerca de convertirse en una verdadera “isla de la energía”, dado que, el consejo local del condado acaba de dar su aprobación, al proyecto de Countryside Renewables, que, tras un minucioso estudio de la región, eligió a dicha localidad para, en un principio, generar 49.9MW de energía solar.

 

El área abarca casi 80 hectáreas y está cerca de las conexiones a la red, por lo que no tendrá un impacto visual adverso, ni modificará la vida de los habitantes del lugar, que continuarán pastoreando sus ovejas. Countryside Renewables también ha planificado un corredor biológico de 1.6 kilómetros, para que no se importune a la vida silvestre.

La electricidad producida alimentará anualmente a 15.500 hogares y ahorrará más de 600.000 toneladas de Carbono, en el transcurso de su vida útil, estimada en 30 años. El proyecto completo incluye, además del sistema de generación fotovoltaico, la instalación de parques eólicos en tierra y mar, de un captador de energía mareomotriz y de una central eléctrica.

 

REDACCION/ECOTICIAS.COM